Pedro Montenegro Paz, a través de su abogado, Ariel Góngora, denunció que la casa en la que vivió hasta cuatro días antes de su intervención, fue desmantelada, por lo que pidió la devolución de sus bienes y una inmediata inspección en ese inmueble de la calle Barcelona, del barrio Las Palmas.

Por su parte la Fiscalía de Sustancias Controladas, representada por Luis Enrique Rodríguez, aseguró que el mismo día de su intervención, todo fue entregado a la Dirección Departamental de Bienes Incautados (Dircabi) como manda la norma y que consta en un acta.

Cama, regalos, lámparas y más

En un último memorial, la defensa asevera que es la cuarta vez que piden que devuelvan la ropa de Montenegro, la de su esposa e hijos, así como su cama matrimonial, enseres, adornos, electrodomésticos, televisores, libros, cuadros pintados con la imagen de su familia, lámparas, mesas, sillas y sillones de las plantas baja y alta.

Además, citan que se les debe devolver muebles de todos los dormitorios, incluidos los de sus hijos. “Son enseres de uso personal, no es posible que se lleven hasta zapatos, juegos de vajillas, platos, cucharas, bolsa de boxeo y otros. Respetamos el fallo de la jueza que incautó, pero es la casa, la infraestructura, no otras cosas de uso personal. Incluso un gimnasio y todo su equipo que no es de Pedro, sino alquilado, y el dueño ya está pidiendo cuentas. Todo fue vaciado, estamos presentando como pruebas fotos publicadas por EL DEBER”, dijo Góngora.

En el memorial que dirigió a la Fiscalía antinarcóticos, la defensa manifiesta que la inspección es necesaria y se espera que se fije la fecha para aclarar todo al asegurar que la familia del extraditable y sus hijos ahora viven de forma no adecuada por la carencia de sus efectos personales.

Dircabi guarda silencio

EL DEBER acudió a las oficinas de la Dirección de Bienes Incautados (Dircabi), de Santa Cruz, para conocer su versión, pero a través de la secretaria comunicaron que la directora, Carol Vásquez, no está autorizada para dar entrevistas.

Para el coordinador de la Fiscalía antidrogas, Luis Enrique Rodríguez, es Dircabi, por norma, la que recibe los bienes, pero a su entender la incautación en estos casos no debe alcanzar a enseres personales, a no ser que sean suntuosos.

La defensa de Montenegro además planteó una acción de libertad que está fijada para el jueves. En ella fundamentarán su pedido en que la solicitud de extradición de Brasil, hasta la fecha, no está clara.