Eduardo Villegas no es más técnico de la selección. Al cochabambino lo cesó ayer el comité ejecutivo de la FBF que se reunió en La Paz, que argumentó el bajo nivel de Bolivia en la Copa América y que derivó en resultados adversos con nueve goles en contra y dos a favor. El técnico más ganador del país (seis títulos) estuvo solo siete meses desde que asumió y pese a que fue el ejecutivo el que lo colocó, ayer ellos mismos le bajaron el pulgar.

En realidad, el único que lo respaldó fue Robert Blanco, el segundo vicepresidente que desde la previa asumió su postura. Tras el final de la reunión, Antonio Decormis, de la comisión de selecciones, dio lectura a la resolución en la que se confirma la decisión de rescindir el contrato con Villegas y su cuerpo técnico tras la evaluación a su informe presentado el 11 de julio que fue analizado por Decormis y Marco Rodríguez (vicepresidente), y luego informado.

El miércoles por la mañana el técnico se reunió con César Salinas, el presidente de la FBF que le puntualizó algunos aspectos en los que él y su comité habían estado disconformes. Las declaraciones posteriores del entrenador lo hicieron sospechar, aunque no hizo referencia a que podía ser movido del cargo. La reunión del jueves comenzó a las 10:00 y el tema central fue su continuidad que luego acabó clara cuando se decidió que le cortaban el proceso.

El informe que leyó Decormis establecía: “Que ante las proximidades de fechas FIFA y preolímpico sub 23, se ha visto por conveniente rescindir el contrato con Villegas y su cuerpo técnico. Todos los miembros del ejecutivo lo aprueban”. Villegas cuando fue consultado por DIEZ se limitó a decir que “Nadie me lo ha dicho de manera oficial”. Aunque Decomis dijo en la conferencia que él ya se había comunicado con el entrenador para darle la noticia.

Y tras la salida de Villegas, ¿a quién se apunta? El perfil que busca, según el directivo, es alguien con cartel, que conozca el fútbol boliviano y sudamericano y que hubiera tenido un recorrido en selecciones. El perfil descrito por el directivo que ayer hizo de portavoz, encaja con el venezolano César Farías, un DT al que Salinas conoce bien porque él lo contrató cuando fue presidente de The Strongest, además de comenzar su etapa en la FBF con él.

Pero además, Decomis agregó otro dato vital cuando le preguntaron sobre sus actos fuera de las canchas: “Sabemos los problemas que ha tenido Farías, tal vez hasta de actitud, pero hay que poner sobre la mesa la capacidad profesional y futbolística, que nos dará el nuevo DT”. En síntesis y aunque no lo oficializó, el venezolano es el candidato número para asumir, pese a que la comisión le pidió al ejecutivo siete días para analizar las carpetas que han llegado.

Esas otras carpetas son las del español Antonio López, que dirigió a la selección en la Copa América de 1997, además de los argentinos Jorge Burruchaga y Hernán Crespo, aunque este último quedó prácticamente descartado por sus elevadas pretensiones económicas. De todas formas y por fuentes que merecen fe, las fichas están jugadas por Farías, alguien al que la cúpula de la FBF considera un “trabajador empedernido” cuando asume un reto.

Además, le juega a favor del técnico que durante el interinato en la FBF, apostó bastante por los jugadores sub 23 mirando el preolímpico que se jugará en Colombia del 15 de enero al 2 de febrero de 2020. Fue por eso que en la resolución que se leyó este jueves no solo se tocó los malos resultados que derivaron en que Costa Rica y Colombia se hubiera ‘bajado’ para los amistosos de septiembre, sino en la importancia de este torneo de donde saldrán los nuevos valores.

Las eliminatorias comienzan el 20 de marzo y creemos que tenemos tiempos”, le dijo a DIEZ una fuente confiable que anticipó la llegada del técnico venezolano. De todas maneras van a pasar unos días para que se lo haga oficial.