Escucha esta nota aquí

La Iglesia Católica suspendió este martes de sus funciones a un sacerdote por unas polémicas declaraciones concedidas a un canal de televisión italiano en las que afirmó poder entender la pederastia, pero no la homosexualidad.

El sacerdote italiano es Gino Flaim, ayudante de un párroco en Trento (norte de Italia), a quien la Arquidiócesis de la región le ha retirado este martes de su cargo de colaborador pastoral y el derecho a predicar, según un comunicado de la institución.

"La pedofilia puedo entenderla, la homosexualidad no lo sé", dijo el sacerdote en una entrevista emitida este martes por la cadena de
televisión La7.

"He estado mucho con niños, los conozco, y sé que por desgracia
hay algunos que buscan afecto
porque no lo tienen en casa y pueden
encontrar a algún sacerdote que cede", agregó.

Preguntado por la periodista sobre si "son un poco los niños la causa" en los casos en los que religiosos cometen abusos contra menores, Flaim respondió que "en buena parte sí", además de considerar que la homosexualidad es "una enfermedad" y que no estaba seguro de poder entenderla.

El religioso opinó que "quien vive estas situaciones, pedofilia u homosexualidad, experimenta cierto sufrimiento, creo yo, porque se ven diferentes al resto".

Tras esas polémicas declaraciones, la Arquidiócesis de Trento ha
afirmado que "se desvincula plenamente" de esas opiniones
, según un comunicado, en el que se señala que el sacerdote "ha expresado
argumentos que no representan de ninguna manera la posición de la
archidiócesis y el sentir de toda la comunidad eclesial"

Puedes ver aquí las declaraciones del sacerdote suspendido (audio en italiano):

,