A seis días para el estreno en la Copa América ya se vislumbra el onceno titular de Bolivia para enfrentar a Brasil, el anfitrión del torneo. En esa idea del DT Eduardo Villegas está Fernando Saucedo, el volante central que ayer fue ensayado en el amistoso que la Verde jugó ante Portuguesa (1-1), equipo tradicional de San Pablo, pero que por ahora está en la Serie D. ‘Menona’ ya dejó un mensaje: “Si me toca estar, lo haré aunque sea en una pierna”, afirmó el volante de salida.

Más allá del resultado, el técnico de la selección nacional necesitaba que su equipo mantenga ritmo de competencia con un rival de mucha dinámica, tal como lo fue ayer el Portuguesa, que dio mucho trabajo a los seleccionados que apuntan al debut contra los pentacampeones del mundo.

Saucedo estuvo entre los once que comenzaron el encuentro en la cancha principal del Centro Técnico de Desarrollo del club Sao Paulo, en Cotia, lugar de concentración de la Verde, a 35 kilómetros de distancia del centro de la ciudad.

“Creo que todos tenemos chances de jugar. En el partido contra Francia me sentí muy bien cuando necesitamos tenencia de balón y de ser más ofensivo, lo único diferente fue que nos animamos en el segundo tiempo. Personalmente siento que tengo las mismas ganas que mis compañeros y si me toca ser titular, tengan por seguro que dejaré todo”, expresó el mediocampista de Wilstermann.

Saucedo hizo dupla en zona de contención con Leonel Justiniano, que es pieza clave para Villegas. Fue la misma fórmula que se presentó en el segundo tiempo del duelo con los franceses, por lo que el objetivo es que ambos jugadores de buen pie se complementen y consigan recuperar el balón y distribuirlo con precisión, un aspecto que está pidiendo todo el tiempo el entrenador, pues sabe que el rival presiona mucho para quitar la pelota.

“Tenemos que hacer un partido perfecto, si queremos sacar algo de ese encuentro y si lo conseguimos, nos va a llenar de ilusión para los próximos dos partidos de nuestro grupo”, expresó Fernando.

El jugador cruceño es consciente de lo que quiere Villegas, pues ya trabajó bajo su mando en una temporada, cuando el DT dirigía Oriente Petrolero. “Conozco al profe, pide que haya solidez, que seas práctico y simple. Pienso que llego a esta Copa con mucha madurez y puedo estar de titular y aportar con lo que sé”, apuntó.

También aseguró que está bien en la parte física, pues contra Francia arrastraba una molestia muscular, pero que esta vez contra Brasil llegarán al cien por cien. “Estoy muchísimo mejor, es cierto que estaba con una molestia en la parte posterior de la pierna, pero esos partidos (ante los campeones del mundo) no te los podés perder porque son únicos en la vida, al igual que este que se viene contra Brasil, así que si me toca estar lo haré, aunque sea en una pierna”, insistió Saucedo.

El posible equipo

Como era de esperar, Villegas tiene al equipo en mente, aunque los partidos de práctica, como el de ayer contra Portuguesa y el que se viene, mañana contra la sub-21 de Sao Paulo, pueden hacerlo cambiar respecto a alguna variante, pues ya dijo que está buscando a los que estén mejor y a los que consigan buenas sociedades en ciertas zonas.

El onceno que formó estuvo con Carlos Lampe, en el arco; los volantes fueron Diego Bejarano, por derecha, y Roberto Fernández, por izquierda; Luis Haquin y Adrián Jusino fueron los centrales; en la contención jugaron Saucedo y Justiniano, mientras que más adelante estuvieron Alejandro Chumacero, Raúl Castro y Erwin Saavedra; en el ataque Marcelo Martins fue el único punta.

Fue un partido como esperaba Villegas para sacar conclusiones y corregir las falencias de cara al estreno en la Copa, dentro de seis días. En la segunda parte, el entrenador decidió poner un nuevo onceno, en el que se pudo ver a Marvin Bejarano, que se recuperó de una lesión.

La práctica de fútbol que realizará la Verde mañana, contra la sub-21 de Sao Paulo, será en el mismo complejo de Cotia.

El estadio Morumbí se ‘viste’ de Copa América, a seis días del partido entre Brasil y Bolivia

El estadio Morumbí está siendo sometido a un maquillaje general para llegar a punto al inicio de la Copa América 2019, que arrancará el 14 de junio con el duelo entre la ‘Canarinha’ y Bolivia. El Comité Organizador Local no quiere dejar ningún cabo suelto para la inauguración, es por eso que los anfitriones trabajan arduamente en este escenario y los otros cinco que recibirán los 26 partidos del torneo.

En el Morumbí, sede del club Sao Paulo, se observó que los trabajadores realizan los últimos aprestos para la apertura del telón copero. Los diferentes grupos de obreros están alrededor del escenario y otro adentro. Algunos se encargan de pintar las paredes, otros colocan rejillas en las entradas y en las boleterías.

Hay otro grupo de personas que tiene la función de recibir el material para hacerlo ingresar al interior del gigante escenario deportivo, que es el tercero con mayor aforo de Brasil, pues tiene capacidad para 67.400 espectadores, solo por detrás del Maracaná (87.000) y el Mané Garrincha (72.000).

Los organizadores informaron de que el Morumbí será vestido desde la fachada externa hasta los vestuarios con 3.100 metros cuadrados de material audiovisual, como paneles gigantes, adhesivos, lonas y faldas para graderías.

Con el reloj en contra, los trabajadores no descansan ni en la noche. Ayer cuando se ocultó el sol -aproximadamente a las 18:30 hora brasileña- se encendieron las luminarias de la cancha y se escuchó como ensayaban una y otra vez el audio para el show que se va a realizar previo al partido inaugural. También llegó en tráileres el material logístico que sirve para registrar los boletos de ingreso.

Hay un gran despliegue humano que teje todos los detalles para no dejar ningún cabo suelto el día del puntapié inicial, es decir, el próximo viernes. Brasil es un especialista para realizar eventos de esta magnitud, como lo demostró en el Mundial 2014, en los Juegos Olímpicos 2016 y está vez seguramente no fallará a la hora de entregar un producto de calidad para la Copa América.

El centro de acreditación recibe al periodismo local y de todo el mundo

Periodistas de diferentes países llegan con cuenta gotas a Brasil para seguir de cerca la Copa América. Son cinco centros de acreditación, ubicados en los estadios que albergarán los partidos del torneo (Morumbí, Arena Fonte Nova, Arena do Gremio, Mineirao, Maracaná y Arena Corinthians). Atienden de 8:00 a 17:00 (hb).

En cada centro de acreditación hay un grupo de personas que trabajan para mantener el orden. Al llegar al Morumbí, hay dos controles en la puerta que acompañan hasta el lugar donde se presenta el pasaporte y se registran los datos del periodista. Después se toman la fotografía y en menos de cinco minutos se entrega la credencial. Estos días hay poca afluencia, pero se espera que aumente desde el lunes.

Mañana se espera que lleguen a San Pablo periodistas bolivianos para recoger su acreditación. Los medios nacionales seguirán de cerca el recorrido de la Verde, que debutará en San Pablo frente a Brasil (14/6), luego irá a Río de Janeiro para jugar contra Perú (18/6) y después se medirá con Venezuela en Belo Horizonte.