El expresidente de la UEFA, el francés Michel Platini y la exconsejera de Deportes en el gobierno de Nicolas Sarkozy, Sophie Dion, fueron detenidos este martes en el marco de una investigación por presunta corrupción en las condiciones de atribución del Mundial-2022 a Catar, informaron fuentes concordantes.

Al exsecretario general del Elíseo bajo la presidencia de Nicolas Sarkozy, Claude Guéant, también se le tomó declaración por parte de los investigadores de la oficina anticorrupción de la policía judicial (OCLCIFF), en Nanterre, cerca de París, según una fuente judicial y una fuente próxima de la investigación, confirmando una información de Mediapart.

La Fiscalía Nacional de Finanzas (PNF) abrió en 2016 una investigación preliminar por sospechas de presunta corrupción en la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) en la atribución de los Mundiales de fútbol de 2018 a Rusia y de 2022 a Catar.

La justicia francesa se interesa particularmente por una "reunión secreta" que habría tenido lugar en el Palacio del Elíseo el 23 de noviembre de 2010 y en la que habrían participado el expresidente francés Nicolas Sarkozy, el príncipe de Catar Tamim bin Hamad al-Thani y Michel Platini, que era entonces presidente de la UEFA y vicepresidente de la FIFA.

La elección de Catar, un rico país gasífero, por los miembros del comité ejecutivo de la FIFA fue uno de los desencadenantes de la grave crisis que sacude a esta institución desde 2015.

En octubre de 2015, el expresidente de la FIFA, Sepp Blatter, acusó a Francia. Según él, hubo "un acuerdo diplomático" para que los Mundiales de 2018 y 2022 tuvieran lugar en Rusia y Estados Unidos, pero este plan fracasó debido a "la interferencia gubernamental de Sarkozy", que había rechazado cualquier intervención.

Blatter había declarado como testigo en Suiza en 2017, a petición de la justicia francesa. Fue suspendido seis años por la FIFA "de toda actividad ligada al fútbol" por un pago controvertido de 2 millones de francos suizos (1,8 millones de euros), a su antiguo amigo y aliado Michel Platini, también suspendido cuatro años.