Escucha esta nota aquí

Luego de calificar a los inmigrantes mexicanos como "criminales" y "violadores", el aspirante presidencial republicano Donald Trump confía en que tendrá el voto mayoritario de la población hispana.

"Los hispanos me aman", afirmó el republicano en una entrevista con el canal de noticias MSNBC y sostuvo que sus propuestas radicales para reprimir la inmigración ilegal no lo van a perjudicar políticamente.

El empresario, que se mantiene en su posición frente a la inmigración, aseguró que no está preocupado por la posible falta de apoyo de la comunidad latina y manifestó que emplea a "miles de hispanos".

El multimillonario acusó a los inmigrantes mexicanos de importar drogas e inseguridad, lo que desató una fuerte polémica sobre racismo y xenofobia.

Posteriormente, ratificó su postura a raíz de la fuga del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán en México. "El mayor señor de las drogas de México escapa de la cárcel. Corrupción increíble y EEUU está pagando el precio. ¡Se lo dije!", publicó Trump en su cuenta de Twitter.