Escucha esta nota aquí

Sucedió en Londres, fue filmado y luego subido a las redes. Un joven, que parece que venía de jugar fútbol, decidió desplazarse por una escalera eléctrica. Lo que jamás imaginó fueron los golpes que terminó dándose.

Baja a gran velocidad y primero se lastima sus partes íntimas con un botón de emergencias. Pero no quedó ahí, el joven siguió bajando por las rampas y por segunda vez impacta con una señal.

Ese segundo golpe fue tan fuerte que terminó cayendo en la escalera del otro lado en la que subía una persona de edad. El chico, al día siguiente, contó que estaba ebrio cuando sucedió el hecho, pero que al día siguiente no podía ni caminar.

Mira el video: