Escucha esta nota aquí

La caída de las exportaciones por carretera de 2.996,4 millones (2013) a 2.759,5 millones de toneladas métricas (2014) tiene en apuros a los más de 13.500 operadores de transporte pesado del país que recurren a la internación de productos para compensar la contracción de carga, según desveló la Cámara Boliviana de Transporte Pesado.

Fidel Baptista, presidente de esta organización, indicó que el flojo intercambio comercial de productos no tradicionales incluidos en la oferta exportable por la caída de precios de las materias primas que se cotizan en el mercado internacional y la restricción a la exportación de algunos productos de origen agropecuario que se producen en Santa Cruz condicionan la generación y movimiento de carga. “Las actividades están semiparalizadas”, puntualizó.

Desde la Cámara de Transporte del Oriente (CTO), el presidente Erlan Melgar indicó que el desempeño de despacho de carga desde 2014 y actualmente es frágil debido a la caída de las exportaciones de productos no tradicionales incluidos en la oferta exportable nacional, principalmente soya y sus derivados.

El dirigente indicó que las operaciones de salida de carga se han debilitado por todos los puntos fronterizos que comercialmente vinculan a Bolivia con Brasil, Perú y Chile y que en el último año lo que salvó al sector del transporte pesado fue la importación de equipos y maquinaria para los proyectos estatales de industrialización de los hidrocarburos en el país y el traslado de equipos, objetos e instrumentos de las empresas nacionales y foráneas que trabajan en proyectos de exploración petrolera en Paraguay.

Enfoque del sector privado
Guillermo Pou Munt, presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia, cree que este año las exportaciones se volverán a contraer y que las cadenas vinculadas a la logística, servicios y empleos seguirán igual tendencia. “Las políticas restrictivas en cuanto a mecanismos de regulación de las exportaciones afectan la viabilidad del negocio”, indicó.
Wilfredo Rojo, titular de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, indicó que la prohibición de las exportaciones repercuten en el comercio global