Escucha esta nota aquí

Julio César Caballero será el nuevo embajador de Bolivia ante el Vaticano. El presidente Evo Morales ya dio el primer paso para su designación enviando una carta al presidente nato de la Asamblea Legislativa Plurinacional, Álvaro García Linera, solicitándole que Caballero pueda acceder a presentar su informe de trabajo.

Caballero, periodista destacado de Santa Cruz y vocero del papa Francisco durante su visita a Bolivia en 2015, confirmó a EL DEBER que recibió dicha misiva del primer mandatario, por lo que se alista para presentar su informe de trabajo ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado la próxima semana, en La Paz. 

Si bien es el primer paso para su designación, Caballero dijo: "Me siento emocionado porque soy católico, estoy simplemente en una posición de servicio a mi país".

Caballero adelantó que una de las líneas planteadas en su informe de trabajo es la "profundización de la relación entre la Iglesia católica y el Estado Plurinacional y es un escenario fundamental para hacer conocer al mundo la posición de Bolivia sobre temas como el derecho soberano de Bolivia sobre las costas del Litoral sobre el Pacífico o la defensa de los derechos del país sobre las aguas del Silala".

El periodista reconoció que si bien la embajada ante el Vaticano es una delegación diplomática con muy poca actividad comparada con otras más activas, pero es de una "profunda significación", precisamente por los temas bilaterales que abordará como los ya citados.

"Son temas que serán tocados de forma bilateral con el Vaticano y por otro lado el interés de profundizar los lazos de colaboración de la Iglesia católica orientados en llevar adelante la Agenda 2025 de lucha contra la pobreza y principalmente de ayuda a los que más necesitan de la sociedad los niños, los ancianos y los carentes de recursos económicos", explicó.

"Contamos con el apoyo del Santo Padre (sobre la demanda marítima), todavía resuenan sus palabras de su última visita cuando dijo que pensaba en el mar y con una actitud reflexiva al mundo expresó que deberíamos construir puentes y no muros, Su palabra es de mucha sabiduría y expresa un fuerte espaldarazo para las expectativas que tiene el país sobre esos temas", enfatizó.

Caballero, de 50 años de edad, conduce su programa televisivo "Caballero pregunta" y ahora se alista para asumir sus nuevas funciones, aunque todavía debe cumplir con estos pasos para recibir su designación oficial por parte del Gobierno.