“¿Va a venir alguien de afuera a encontrarles el camino?”, fue la pregunta que lanzó el director técnico de Royal Pari, Francisco Maturana, al responder sobre cómo ganarles a los equipos de la altura de Bolivia. Además, se refirió a la victoria de su equipo sobre Oriente Petrolero (1-0) en su debut en el balompié nacional. Su siguiente examen será frente al líder Wilstermann.

Te dejamos las mejores frases que lanzó en La Tribuna de Los Más Buscados:

Su debut frente a Oriente. Más allá de la victoria, creo que para uno como entrenador es satisfactorio el poder reconocer o aprender de los jugadores con los cuales uno ha estado trabajando todo este tiempo, porque no es lo mismo un entrenamiento que un partido. Fue la posibilidad de estar más cerca de cada uno.

Los primeros días en Bolivia. Me siento bien, tiene que ver con cómo te hacen sentir. Mi decisión de venir aquí fue personal, sin presión de ninguna índole. Simplemente encontré un escenario porque pertenezco al grupo técnico de Conmebol, estamos haciendo un análisis del fútbol de América y desde la FIFA estamos haciendo también un análisis del balompié mundial. Uno empieza a escribir y a escribir las posibles estrategias para cuando se presente la oportunidad de dirigir. Era hora de traducir eso en un producto, eso hizo que yo entendiera que hoy por hoy el jugador de fútbol vive prisionero del orden, de los esquemas, pero del juego poco, poco… La idea es entender que son seres humanos que juegan fútbol y que uno tiene que entenderlos para ayudarlos a crecer.

Sobre la altura. (Para él, es) Una interrogante grandísima. La altura ha existido siempre en Bolivia y resulta que en toda la historia ustedes no han sido capaces de encontrar el camino. ¿Va a venir alguien de afuera a encontrarles el camino? ¿Si ustedes no saben? Hay que esperar que los médicos determinen qué es lo que hacen aquí. El tema no es cumplirle a la altura, es ganar en la altura. A mí me sorprende que un jugador de 27 o 28 años me diga que le cuesta jugar en la altura, el tema es cómo han formado a ese jugador que no se adapta a un tema que es de ustedes.

Diferencias. Hay un país que se llama fútbol, donde vos encontrás cosas que parecieran patrimonio de América y resulta que lo ves también en África o Arabia, pero creo que más allá del fútbol, hay un tema de diferencias que hay que respetar. Cuando uno lo aprende, posiblemente encuentre el camino más apropiado para garantizar la convivencia.

El fútbol. Va cambiando, todo. Creo que nadie es igual ahora, al que era ayer. Si es inteligente, porque el que no es, no aprende nunca.

Escucha la entrevista completa aquí

Trayectoria. Hay algo que es mi tesoro y es que dirigí en África, en Asia, en Centroamérica, en Suramérica y en cualquier parte puedo volver, me reciben con los brazos abierto, más allá de los logros. Fui campeón en Colombia, como muchos; fui campeón de una Copa Libertadores, como pocos; fue campeón en una Copa América, como ninguno en mi país; fue campeón en Centroamérica con Costa Rica; fui campeón de la Copa de Asia; fui campeón en el Al-Hilal y fuera de eso me convertí en el primer ‘negrito’ que dirigía en Argentina, en España, cinco selecciones… Son cosas que no pasan por pasar, alguna huella te tiene que dejar, más si sos una persona, como yo, que me considero un aprendiz permanente. No hay un día en el que yo no aprenda.

Radiografía a América. En América hemos perdido algo que estamos tratando de buscar, a través de estas reuniones porque es muy importante saber dónde estamos parados. El último mundial lo convirtieron en una Copa de Europa, resulta que cuando viene el DT de Brasil aquí, resulta que dice que Bélgica fue mejor que Brasil. No pregunta desde cuándo Bélgica es mejor que Brasil. En Perú quieren hacerles una estatua a los jugadores y no pasaron de grupo. En Colombia le dan dos vueltas al país en avión porque hicieron una presentación decorosa. Antes nosotros éramos protagonistas, ahora no. El tema no pasa por los jugadores que, como nunca, hay futbolistas americanos en Europa  

A los técnicos. Es fundamental entender que estamos trabajando con seres humanos y diferentes a nosotros, hay que estar a la altura de ese avance del ser como tal, después no creo que existan reglas determinantes