Escucha esta nota aquí

Rubén Costas llevará un pin del 21-F en su solapa en los alegatos de La Haya. La agrupación Bolivia Dijo No, cercana al partido Movimiento Demócrata Social, que lidera el gobernador de Santa Cruz, entregó ayer un prendedor de solapa con el 21-F sobre el fondo de la bandera boliviana. 

Al recibir el prendedor, poco más grande que una moneda de dos bolivianos, Costas aseguró que lo portará con mucho honor, porque considera que simboliza la decisión de la mayoría de los bolivianos, expresada en el referendo del 21 de febrero de 2016.

Ese día, el 51% de los electores votó por el No en la consulta que pretendía habilitar a Evo Morales y a Álvaro García Linera para reelegirse en un nuevo periodo presidencial, a partir del 22 de enero de 2020. “Siempre hemos tenido una actitud coherente y militante sobre la reivindicación marítima porque es un tema de todos los bolivianos. Tenemos que estar en esta causa, unidos, convencidos y con todos. Y estar también con el sentimiento del pueblo boliviano y defender la democracia y lo más sagrado que tiene la democracia: el voto”, dijo Costas.

El gobernador cruceño irá a La Haya invitado por el presidente Evo Morales, para que acompañe los alegatos finales del juicio que intenta comprometer a Chile a una negociación para una salida al mar para Bolivia. Costas forma parte de una delegación de 15 personas que estará en el Palacio de La Paz. Además, de forma personal, invitó a dos miembros de su partido para que lo acompañen, el alcalde de Cochabamba, José María Leyes, y el senador cruceño Óscar Ortiz. No se ha anunciado si serán sumados a la delegación oficial.