Escucha esta nota aquí

El acto de iza de banderas a media asta comenzó cerca de las 9:30, luego de entonar el himno boliviano y cruceño, la única autoridad que habló públicamente fue el gobernador cruceño, Rubén Costas. En su discurso indicó que la tierra es parte de la identidad cruceña, por lo que en la actualidad la prioridad es garantizar su conservación ante la amenaza del fuego en varios municipios.

También agradeció el trabajo de los bomberos voluntarios que por más de un mes están en una "lucha desigual contra el fuego", pues el Gobierno central aún se resiste a declarar desastre nacional.

Foto: Jorge Gutiérrez
Foto: Jorge Gutiérrez
Foto: Jorge Gutiérrez

Luego del breve acto, las autoridades ingresaron a la catedral para participar del Te Deum. El monseñor Sergio Gualberti, destacó la solidaridad de los bolivianos, que llegaron de distintos departamentos para ayudar a sofocar el fuego en la Chiquitania.

La ofrenda floral del Te Deum fue llevada por un grupo de bomberos voluntarios, quienes portaron banderas con crespón negro, plantines y animales (una escultura de loro) hasta el altar de la catedral.

Al concluir el acto, los presentes en la plaza principal flamearon banderas: verde, blanco y verde y despidieron con aplausos al grupo de bomberos voluntarios