El seleccionador interino de Ecuador, Jorge Célico, y sus jóvenes dirigidos recuperaron la confianza en la selección durante los amistosos ante Perú y Bolivia, previos al Preolímpico de enero y las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Catar 2022 que empezarán en marzo.

Después de tres años de fracasos consecutivos de la selección absoluta, el argentino Célico asumió la dirección técnica del equipo tras la destitución a finales de julio del colombiano Hernán "Bolillo" Gómez.

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Francisco Egas, anunció una renovación en un 70 por ciento de toda la plantilla tras los fracasos y supuestos actos de indisciplina de varios jugadores en la Copa América de Brasil.

Célico, que trabajó durante varios años en Universidad Católica bajo la presidencia de Egas, llevó a la práctica la intención del directivo, con saldo a favor de dos triunfos en los amistosos frente a Perú, por 1-0 en Nueva Jersey, y por 3-0 sobre Bolivia.

El seleccionador interino sorprendió en su convocatoria para los amistosos con la inclusión de siete de los campeones del sudamericano sub-20 de Chile y el tercer puesto en el Mundial de Polonia.

Aumentó la plantilla con jóvenes con pocos partidos en la selección absoluta y con tres debutantes, lo que generó pocas expectativas de triunfo, de manera especial para el enfrentamiento ante Perú, subcampeón reciente de Copa América y participante en el Mundial de Rusia tras 36 años de ausencia.

Los inconvenientes en el entorno de la selección y la arriesgada renovación sembraban dudas sobre el equipo, pero el desempeño ante Perú y la goleada sobre Bolivia ubican hoy al cuadro dentro de la armonía, respeto, confianza y esperanza de los ecuatorianos.

Más allá de los resultados ante los rivales de turno, está la respuesta individual y colectiva del equipo, que ha alentado las voces que piden a Célico que se quede con el equipo absoluto.

El seleccionador ha reiterado que su anhelo es preparar al equipo Sub-23 en busca del billete para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 durante el Preolímpico que se disputará en enero próximo en Colombia.

Por lesión no estuvo en los amistosos el goleador actual del combinado, Enner Valencia, del Tigres de México. Lo reemplazó Michael Estrada, de 23 años, que se mostró en gran nivel en los dos encuentros.

Célico cerró los dos amistosos asegurando que "esta generación es brillante, por lo que el técnico que asuma la dirección técnica del equipo tendrá la dicha de encontrar una gran plantilla".