Opinión

... cara a cara

El Deber 26/9/2018 04:00

Escucha esta nota aquí

Cada día que pasa, el caso Alexander parece una película de terror. Como si haya sido insuficiente pasar cuatro años en la cárcel, a pesar de su inocencia (según el audio de la jueza que lo condenó), el médico Jhiery Fernández fue sometido a otro calvario judicial. La audiencia reservada de 11 horas resultó inútil, ya que la Fiscalía mantuvo su imputación y dos miembros de un tribunal lo devolvieron al penal, en medio de la protesta y de la impotencia ciudadana. ¿Quién entiende todo esto? Por un mínimo de pudor se pudo evitar lo que parece rayar en el maltrato. Casi en paralelo, el propio Consejo de la Magistratura suspendió a la controvertida jueza Patricia Pacajes, aunque se aclaró que la decisión no la convierte en culpable de un delito. Entre tantos episodios tenebrosos, la abogada intentó suicidarse y sumaron versiones de enredos amorosos que alimentan el escándalo judicial del año. No sabemos aún si tendremos más capítulos horrorosos de tan mayúsculo bochorno.

Percy Fernández no buscará la reelección y apoya el acatamiento del triunfo del No en el 21-F. La posición fue expuesta finalmente de forma clara por la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, hora después de que un sector ciudadano reprochó una supuesta alianza del alcalde con Evo Morales. La concejala instaló el tema en el escenario de la Expocruz, buscando tal vez aplacar las críticas y el costo político de una visible cercanía de ambas autoridades. ¿Cuánto suma o resta el aparente distanciamiento? No lo sabemos. Lo concreto es que Fernández no va más a la Alcaldía y que hay indicios de que apunta a la Gobernación.

Es poco probable que ocurran las renuncias de autoridades, exigidas por la actuación de la Policía durante la celebración del 24 de septiembre, según se desprende de las respuestas que se oyeron ayer después del innecesario cerco que solo causó una justificada indignación.