"A las buenas o a las malas", habrá dicho el delantero del Internacional, el peruano Paolo Guerrero que accedió a intercambiar camisetas con Marcio Araujo del Chapecoense, pero este último no se sacó la misma. El incaico le sacó por la fuerza la polera, gesto divertido que fue captado por las cámaras.

Todo nació cuando parecía que el atacante peruano y el mediocampista de Chapecoense iban a entregarse sus poleras, pero el último no se sacó la que tenía puesta.

 

El 'Depredador' agarró al futbolista del Chapecoense del cuello y se la llevó. Así, ambos jugadores se fueron a sus respectivos vestuarios con prendas diferentes. El Internacional venció 1-0 al 'Chape'.