El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, calificó de “políticos” los pedidos para que se declare desastre nacional por los incendios forestales, aunque admitió que hubo un incremento en los focos de calor.

“Esos son asuntos políticos, le pido a todos quienes quieren hacer política con el incendio reflexionen. Esos pedidos de declaratoria de desastre o derogatoria del decreto 3973 son asuntos políticos. Ese decreto referido a una ampliación en el Beni, no habla de la Chiquitania”, dijo en radio Panamericana.

Manifestó que los focos de calor bajaron de un promedio de 8.000 a una media de 700, aunque en las últimas horas hubo rebrotes en poblaciones como Roboré.

“Ayer tuvimos 3.000 focos de calor y hoy haremos una evaluación; estamos mucho mejor que el 17 de agosto”, afirmó.

En agosto, el presidente Evo Morales había afirmado que la Chiquitania “ya es una zona de desastre”, y que se abría a modificar las normas, pero de forma consensuada.

Protestas

Anoche activistas de Mujeres Creando irrumpieron en la Asamblea del Comité exigiendo la abrogación de normativas, lo que finalmente se contempló en las resoluciones finales.

En Tarija, el movimiento cívico nacional expresó ayer su preocupación por la Chiquitania y “exigió una pausa ecológica en serio” al Gobierno; además de la abrogación del decreto 3973 que autoriza quemas y desmontes.