Se encendieron las alarmas en Blooming. El mediocampista brasileño Rafinha se recupera de un esguince de tobillo y es probable que no llegue para el partido del domingo próximo, en Montero, contra Guabirá.

Rafinha es una de las figuras que tiene en sus filas el equipo que dirige Erwin Sánchez. Había retornado al equipo en la fecha 8, ante Real Potosí en la Villa Imperial, luego de estar fuera de las canchas durante más de un mes por una distensión de ligamento de la rodilla derecha. En tres partidos que ha jugado en este torneo Clausura lleva marcados tres goles, por lo que se erige en el jugador más desequilibrante y efectivo del cuadro celeste.

Además, ha sido puntal en el triunfo que la academia logró en la fecha 10 del torneo, cuando antes del receso superó a Destroyers por 4-2. Justamente esta victoria sacó al equipo de una mala racha de cinco partidos con derrotas consecutivas.

Si Rafinha no está en su plenitud, todo apunta a que ‘Platiní’ Sánchez acudirá nuevamente a Joselito Vaca en el medio campo. Los celestes jugarán ante Guabirá (17:15), en partido por la fecha 11 del Clausura.