Escucha esta nota aquí

Iker Fuentes es un menor de 5 años que sufrió una parálisis cerebral, aparentemente, tras sufrir una intoxicación por morder una pila en Torreón, Coahuila (México).

El pequeño fue internado en un centro hospitalario a consecuencia de una intoxicación con metales de la batería, según el diario de Chihuahua. Pese a la atención recibida, la salud del menor empeoró hasta quedar postrado en la cama sin poder moverse.

Las pilas son fuente común de energía y, por ejemplo, las pilas alcalinas contienen hidróxido de sodio y de potasio. Las pilas de dióxido de litio, poseen dióxido de manganeso, todos elementos químicos nocivos para la salud humana.

Los expertos recomiendan a los padres y encargados del cuidado de menores de estar conscientes de los peligros que representan las pilas, sobre todo, las de tipo botón. En caso de tener niños pequeños en casa, es mejor almacenar pilas de repuestos bajo llave y fuera del alcance de los menores, según el portal Healthychildren.org.

Más información

Docente de la Uagrm carga a un bebé para que los padres puedan dar examen

Uruguay: el caso de la madre condenada tras la muerte súbita de su bebé que divide al país

El salto al vacío de un bebé y el descuido de sus padres: el video viral que generó gran controversia