España inicia hoy una semana clave, de un auténtico vértigo político, para ver si es posible un cada vez más improbable acuerdo de gobierno entre los partidos de izquierda o se convocan las cuartas elecciones en menos de cuatro años.

El atasco político que sufre el país tras las elecciones del 28 de abril, llega a la hora de la verdad con el inicio de dos días de consultas del rey Felipe VI con los líderes de los partidos con presencia en el Congreso para determinar si hay un candidato con apoyo parlamentario suficiente para la Presidencia del Gobierno.

Las reuniones con los dirigentes de los grandes partidos serán el martes por la tarde y ahí se sabrá si el líder socialista y jefe del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, tiene o no respaldo político.

En caso negativo, se convocarían elecciones el 23 de septiembre, que es el límite del plazo legal, y los comicios tendrían lugar el 10 de noviembre.

El bloqueo se debe en que el PSOE de Sánchez, vencedor de los comicios de abril, no quiere formar gobierno con la formación Unidas Podemos.

Tags