Escucha esta nota aquí

El sector del transporte internacional boliviano, anunció manifestaciones en Bolivia y en Chile, para que las autoridades de ambos países solucionen en conflicto tarifario que mantiene retenidos a más de 1.000 camiones en Arica, desde el anterior martes.

La Asociación de Transporte Internacional (Asociatrin), se ha declarado en estado de emergencia y considerarán nuevas medidas a tomar en las próximas horas, atendiendo el reclamo de sus colegas en Chile.

Por su parte, la Cámara Boliviana del Transporte (CBT), ha dispuesto inicialmente, presionar desde esta mañana, en las oficinas de ASP-B de todas las ciudades de Bolivia, según lo manifestó su presidente, Alfredo Borja.

También, se espera la respuesta oficial que vaya dar, la Empresa Estatal Puerto Arica, sobre la posición boliviana, de aceptar un incremento del 10%, sobre las tarifas vigentes, que fueron consensuadas en 2013.

En Chile, EL DEBER conoció de antemano, que la empresa de este país, rechazará la propuesta y defenderá la aplicación del Manual de Servicios del Terminal Puerto Arica (TPA) que contempla, según ellos, una propuesta de rebaja de hasta el 38%, de sus tarifas.

Puerto de Arica amanece sin movimiento de carga

 

TPA amaneció este jueves sin la salida de ninguna carga boliviana. El conflicto por la aplicación del Manual de Servicios de la concesionaria chilena, continúa sin resolverse con el consecuente efecto diré to para los transportistas, que esperan desde hace 10 días, una solución.

Ayer, el Directorio de la Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B), propuso asumir un incremento tarifario del 10% sobre las tarifas vigentes desde 2013.

La Empresa Portuaria Arica (EPA), a través de TPA, se había adelantado a aplicar su Manual de Servicios con tarifas públicas y ofreció una rebaja de hasta el 38%, sobre esos precios.

Para ASP-B, significa en la realidad, un incremento de hasta el 102% en promedio, por los servicios prestados.

Entre tanto, la Cancillería manifestó su intención de que la Comisión para América Latina y el Caribe (CEPAL), intervenga técnicamente en el conflicto.

Más de mil choferes bolivianos se encuentran parados en esta ciudad, sin poder sacar la mercancía del puerto, a la espera de resultados concretos. Hasta el momento, no hay movimiento de la carga que llega en grandes contenedores a este puerto, cuya administración, está en manos de ASP-B.

Más sobre el tema: 

Piden a la Cepal intervenir por las tarifas en el puerto de Arica