Escucha esta nota aquí

Inspectores del organismo dependiente de la ONU señalaron que la nación islámica está enriqueciendo uranio en centrifugadoras avanzadas. En su defensa, Irán negó la intención de construir una bomba nuclear.

El más reciente informe sobre vigilancia nuclear de la Organización de Naciones Unidas (ONU), elaborado por un grupo de inspectores de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), reveló que Irán está enriqueciendo uranio con centrifugadoras avanzadas. Hecho que se convierte en una nueva violación al Acuerdo Nuclear firmado en el año 2015 entre la nación islámica y varias potencias mundiales.

"El 25 de septiembre de 2019, la agencia verificó que todas las centrigufadoras ya instaladas en las líneas de I+D 2 y 3 estaban acumulando, o habían estado preparadas para acumular uranio enriquecido", se lee en el informe presentado por la OIEA al que tuvo acceso la agencia de noticias Reuters.

Por su parte, EFE cita a un diplomático conocedor del trabajo de los verificadores en Irán y quién explicó a la prensa de Austria que se "trata de un aumento en las capacidades nucleares" de la República Islámica.

Por otro lado, la OIEA agrega que Irán estima ampliar el número de centrifugadoras de nueva generación instaladas. El organismo explica que dentro del programa de investigación y desarrollo (I+D) las nuevas centrifugadoras son más rápidas y eficientes que la IR-1. 

Desde el mes de mayo, la Administración de Hasan Rohani ha iniciado un proceso de incumplimiento del plan integral de acción conjunta con la intención de presionar a los países europeos a que ofrezcan garantías a las ventajas económicas del acuerdo el cual abandonó Estados Unidos en el año 2018.

Lo primero que hizo Irán fue acumular más uranio enriquecido de lo permitido, que son 300 kilogramos y posteriormente superó la pureza del uranio enriquecido autorizado por la Jcpoa que también limita la cantidad de uranio enriquecido que la nación puede producir.

Irán asegura que el enriquecimiento es para fines civiles

Representantes de la nación islámica han negado que estén trabajando en la construcción de una bomba nucluear y sostienen que el programa ha enriquecido uranio solo para fines civiles, pero Estados Unidos y la OIEA mantienen que ese país tuvo un programa de armas nucleares que terminó.

Por otro lado, el Gobierno de Rohani informó a la OIEA, a través de una carta con fecha del 25 de septiembre, que está trabajando en la reconfiguración del enriquecimiento para agregar grupos de centrifugadoras.

Con información de EFE y Reuters