El Banco Central de Bolivia (BCB) aprobó un crédito de Bs 1.400 millones a favor del sector público, representado por el Ministerio de Economía y Finanzas para atender la situación de emergencia nacional por los incendios forestales.

Los recursos económicos deberán ser pagados por el Tesoro General de la Nación (TGN) en un plazo de 30 años, con un periodo de gracia de cinco años para el capital, con un interés del 0,73%.

La resolución se basa en el DS 3812, promulgado en febrero de este año, en el que se declara emergencia nacional “para atender los efectos de fenómenos climatológicos adversos, provocados por inundaciones, desbordes, riadas, deslizamientos, granizadas, en diferentes regiones del país”.

El documento, que figura en el sitio digital del BCB, señala que el crédito fue aprobado el 3 de septiembre, mediante una resolución (116/2019) del directorio del BCB, en la que se justifica “que el estado de emergencia es declarado cuando la presencia de un fenómeno sea de tal magnitud que los gobiernos departamentales afectados no puedan atender el desastre con sus capacidades económicas o técnicas, por lo que será necesaria la intervención del Ministerio de Defensa”.