Desde San Ignacio de Velasco han confirmado que esta mañana el helicóptero Chinook empezará a atacar el fuego registrado en la zona norte del municipio chiquitano. Se tiene previsto que su primera descarga sea en Tierra Firme, Tierra Hermosa, San Martín y San José de Campamento.

Las operaciones aéreas estarán apoyadas por 49 bomberos franceses que trabajarán por tierra, apoyados por cinco especialistas en el manejo de drones, informó el comandante de las operaciones tácticas, general, José Luís Salazar.

El combate a dos incendios de magnitud en Tierra Hermosa y Tierra Firme a 160 kilómetros de San Ignacio de Velasco, son los que más preocupan. Las cuadrillas se trasladaron anoche a la zona.

El general, José Luis Salazar, manifestó que los bomberos de Francia llegaron a San Ignacio de Velasco para sumarse a las operaciones contra los incendios que han devastado la flora y fauna de la chiquitania.

Salazar, dijo que el helicóptero Chinook se abastecerá de agua en una bahía del Alto Paraguá, norte de San Ignacio, además de otro helicóptero Z9 de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) atacarán por aire el fuego, mientras que cuadrillas de bomberos bolivianos y franceses lo harán por tierra.

“Esperamos que este martes sea un día de éxito rotundo y eliminemos la mayor cantidad de focos de incendios, dijo Salazar.

El jefe militar, manifestó que el fuego en la zona no amenaza el parque nacional Noel Kempff Mercado, la mayor reserva natural en flora y fauna de Bolivia, porque hay personal controlando los incendios. Con los dos helicópteros esperamos acabar con los incendios en San Ignacio y si es preciso, se tendrá la ayuda del avión cisterna de Rusia, sostuvo Salazar.

El abundante humo en la zona, dificultan la visibilidad por aire, pero se espera que las operaciones sean un éxito en esta jornada.

Te puede interesar: 

Expertos ven que la mano del hombre no puede apagar el fuego y sugieren uso de maquinaria pesada

Gobernación convoca a reunión de emergencia por el pronóstico de los expertos en incendios

Aumentan las denuncias de incendios provocados que decepcionan a voluntarios