El delantero de Wilstermann, Gilbert Álvarez, se siente a pleno para llegar al partido contra Sport Boys, el sábado en Santa Cruz (19:30, con escenario a definir). Aguarda una última ecografía para convencer al técnico argentino Cristian Díaz, para que lo incluya entre los titulares.

El cruceño quedó al margen de la selección absoluta por un desgarro fibrilar del bíceps femoral derecho de grado uno pero ahora mencionó que se siente recuperado y sin ningún dolor.

“Quería probar para ver cómo había reaccionado después de una semana de la lesión y me fue bien, las cámaras hiperbáricas me ayudaron bastante, las sesiones de fisioterapia a tres turnos también influyeron mucho en mi recuperación”, mencionó el atacante en rueda de prensa.

La incorporación de Álvarez al trabajo futbolístico del miércoles dependerá de ese examen. El ariete cruceño hizo este martes diferenciado y participó después de los ejercicios a pelota parada.

En el receso, el técnico Díaz aprovechó el tiempo para poner a punto al delantero brasileño Nilson dos Santos que ya empezó a tomar más confianza para anotar goles.

El entrenador argentino tiene previsto esperar a Álvarez hasta el final, pero el informe médico determinará si debe jugar ante Sport Boys o lo reserva para el lance contra Royal Pari, el domingo 22 de septiembre en Cochabamba.