El vicepresidente Álvaro García Linera, señaló en una entrevista en Cadena A, que los operativos para apagar incendios en la Chiquitania comenzaron el 1 de agosto, mientras que la Gobernación recién declaró Desastre Departamental más de dos semanas después.

La autoridad reconoció que nunca se imaginaron la magnitud que llegarían a tener los incendios, pero que cuando se iniciaron trabajaron con celeridad.

“El 1 de agosto mandamos a las Fuerzas Armadas a la Chiquitania y el 6 ya habían helicópteros. La Gobernación recién declaró la emergencia departamental el 17 de agosto”, señaló García Linera.

El vicepresidente señaló que pidieron ayuda internacional pero que “el mundo reacciona lento, poco y temporalmente”. “Si dependiéramos de la ayuda internacional, esto sería terrible”, ratificó.

Según el Gobierno, la etapa post incendio en la Chiquitania se tomará en cuenta la reforestación, garantizar el abastecimiento de agua y tecnología para enfrentar incendios a futuro.

Hasta el momento el Gobierno manifestó que se invirtieron 23 millones de dólares para combatir los incendios y no existe un límite presupuestario para combatir el fuego.

También te puede interesar: