Escucha esta nota aquí

Como si se tratara de una novela, este lunes tendría que definirse la suerte del conjunto de Real Potosí. Los problemas dirigenciales fueron claramente evidenciados durante el partido de este domingo ante Universitario, en donde se presentaron dos equipos: uno que tenía al frente a Calixto Santos y el otro a Wilson Gutiérrez, dos personas que se atribuyen la presidencia del club

Dentro del acuerdo firmado entre ambos dirigentes, uno de los párrafos indica que Santos debe pagar las deudas con los jugadores (unos 23.000 dólares) este lunes por la mañana en la Alcaldía de Potosí para quedarse al mando de la institución; en caso de incumplir, Gutiérrez seguirá al frente.

También puedes leer:

"La situación de Real es triste, todos conocen la realidad del club, llegamos a un convenio y veremos que pasará mañana (lunes). Creo que todos velamos por el interés del club, yo me voy a presentar en la alcaldía como se quedó", manifestó Gutiérrez.

Santos, entre tanto fue más duro y reprochó al directorio que lidera Gutiérrez ya que deja a "Real Potosí con muchas deudas que debió haberse pagado en su momento. Mañana (hoy) llevaré el dinero y que sea lo mejor para el club", acotó.