Escucha esta nota aquí

Las manos en alto, agitándose efusivamente, es la seña que entre las personas con discapacidad auditiva significa aplausos.

Este movimiento fue el que más se vio ayer en el acto organizado por el Servicio General de Identificación Personal (Segip) para hacer pública la entrega de las primeras siete licencias de conducir para este grupo vulnerable de la población, que luchó desde 2016 para que las autoridades escuchen su pedido.

Julio César Quiroz Román, Pedro Yefry Fuentes, Wálter Jonhatan Paniagua Suárez, Máximo Bonifaz, Carlos Widen Suárez García, José Diego Salazar y Javier Jesús Cuéllar, fueron las primeras siete personas que desde ayer pueden circular por la ciudad al mando de sus motorizados, pero hay al menos un centenar de otros hombres y mujeres que tienen esta discapacidad en la ciudad que en las siguientes semanas comenzarán a realizar los trámites y pasar los cursos para obtener sus licencias.

“Ya nos sentimos incluidos a esta sociedad. Después de mucho esfuerzo se hizo realidad nuestro pedido”, expresó en señas Fuentes, dirigente de las personas con discapacidad auditiva en Santa Cruz y uno de los que recibió ayer su licencia para conducir.

Roberto Nacho, líder de las personas con discapacidad en el departamento, destacó el trabajo de las autoridades que permitieron alcanzar este beneficio y dijo que para la mayoría de los beneficiados, tener una licencia de conducir les servirá para mejorar su calidad de vida, ya que algunos podrán mejorar su situación laboral y otros será su herramienta de trabajo, ya que usarán sus vehículos como taxis.

Documento diferenciado

Marco Antonio Cuba, director nacional del Segip, a tiempo de entregar los documentos a los beneficiados, hizo énfasis en los procesos que se debieron llevar adelante y agradeció la colaboración de otras instituciones como Tránsito, Ministerio de Gobierno, Ministerio de la Presidencia y Ministerio de Justicia, a través de su Viceministerio de Igualdad de Oportunidades.

Cuba recalcó que Santa Cruz es el primer departamento en el que se entregaron estas licencias, pero dijo que el sistema y la modalidad de emisión, ya está dispuesto para las 74 que el Segip tiene a escala nacional.

El documento, a diferencia de los otros, es de color púrpura y se considera una licencia de conducir extraordinaria. Además, los vehículos de los beneficiados tienen distintivos que la población debe reconocer en las calles.

 

Tags