Escucha esta nota aquí

¡Increíble! Los All Blacks demostraron que no solamente son rudos en la cancha, sino también fuera de ella. El equipo de rugby de Nueva Zelanda se sometió a una técnica japonesa de recuperación basada en enterrarse con arena volcánica caliente.

 

La región turística de Beppu Beach Sand Bath es donde se ofrece el tratamiento medicinal y atrajo la atención de los rudos jugadores de los All Blacks, un día después de superar a Sudáfrica en la primera fecha (23-13 en Yokohama).

"Es una forma única de recuperarse y refrescarse después de entrenar duro", explicaron desde los All Blacks. Su próximo partido será el 2 de octubre ante Canadá, en el Oita Stadium.