Las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por los combustibles fósiles están calentando la superficie de la Tierra más rápidamente de lo previsto, según nuevos modelos de proyección llamados a reemplazar las herramientas actuales de la ONU.

En 2100, al ritmo actual de emisiones, la temperatura media podría aumentar entre 6,5 y 7 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales, según dos modelos presentados por sendos centros de investigación en Francia, lo que llevaría al planeta a un verdadero desastre climático. Esto supone hasta 2 ºC más de lo que previó el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) en su Quinto Informe de Evaluación de 2014. Con un calentamiento de apenas +1 ºC hasta ahora, el mundo ya está sufriendo olas de calor más intensas, sequías, inundaciones, entre otros fenómenos extremos.

Semana del clima en la ONU

El viernes 20 de septiembre se espera que la activista sueca Greta Thunberg y miles de estudiantes de Nueva York salgan a las calles como parte de una “huelga climática global”, protesta que se extenderá por todo el mundo.

A esto le seguirá el sábado la primera cumbre juvenil sobre el clima en la ONU y la cumbre sobre la acción climática el lunes, que el jefe de la ONU convocó porque los mayores contaminadores del mundo siguen por debajo de sus objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, convocó a los líderes mundiales a una cumbre sobre el clima el lunes 23 para intentar que tornen más ambiciosos sus planes de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Protestas en Washington

Ayer, Greta Thunberg, junto a un grupo de líderes indígenas, exigieron al Congreso de Estados Unidos acciones concretas y liderazgo para enfrentar el cambio climático en todo el mundo.

“EEUU es la nación más rica del planeta. También es el mayor emisor de gases que alimentan el cambio climático y ha amasado una fortuna como ninguno otro”, afirmaron en una carta enviada a legisladores y senadores.

Los activistas remarcaron que la complicidad de EEUU está empeorando la crisis climática, e hicieron referencia explícita a los incendios desatados en la Amazonía de Brasil, Bolivia y Paraguay con grandes daños ambientales.

Tags