Las lluvias ligeras y débiles que cayeron en algunos municipios de la Chiquitania han colaborado a que suba la humedad en la zona; pero no han sido significativas a la hora de reducir los incendios forestales. “Tenemos prácticamente controlados los fuegos, no fueron eliminados; pero sí están controlados”, aseveró el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA), Williams Kaliman, mientras que el director del COED, Enrique Bruno, confirmó que hasta las primeras horas de la mañana de la jornada de ayer se registraron 51 incendios, contra los que 1.390 bomberos, entre militares y demás instituciones, han estado luchando.

Por su parte, Kaliman informó por la noche que habían logrado reducir de 2.200 a 1.812 los focos de calor y que las condiciones meteorológicas (llovizna) ayudaron en gran parte de la Chiquitania. Es más, aseguró que los dos incendios de Roboré habían sido aplacados, por lo que se mostró optimista con el próximo reporte.

“Según el informe del satélite de las primeras horas de la mañana ha habido pequeños chubascos en la Chiquitania”, manifestó Bruno más temprano, entonces él contabilizaba los dos incendios en Roboré.

Sobre la lluvia, Cristina Chirinos, meteoróloga del Senamhi, apuntó que las precipitaciones fueron muy ligeras y débiles en San Matías, el norte de San Ignacio, Puerto Suárez y Roboré, que no pasaron los dos litros de agua por metro cúbico.

También hubo precipitaciones aisladas en Otuquis y Chochís donde llovió un poco más; pero como no hay estación meteorológica en la zona no se ha podido cuantificar el dato.

Por último, Chirinos manifestó que volverán los cielos poco nubosos y las temperaturas irán en ascenso (38°C y 40°C) en la zona, con vientos del sur hasta el sábado, entre 10 y 30 km/h.

Incendios

Bruno remarcó que siguen con la mejor predisposición para que se pueda trabajar de acuerdo a una planificación coordinada (Gobierno Central, Gobernación, municipios y expertos extranjeros). Dijo que han estado priorizando lo incendios que puedan tener mayor afectación a comunidades cercanas y zonas protegidas.

Su informe de primeras horas de la mañana de miércoles registró a San Ignacio con ocho incendios, San José tres, Concepción 12, San Rafael cinco, Roboré dos y San Matías cuatro. “Esperemos que este municipio que nos tenía preocupados por la magnitud del incendio, haya bajado sus focos con los chubascos”, agregó Enrique Bruno.

También detalló que Charagua ha reducido un poco su fuego porque este se unificó con el de Roboré y está cercano a Paraguay.

San Antonio de Lomerío registró tres incendios, Puerto Suárez dos, San Miguel tres, San Javier dos, Carmen Rivero Tórrez tres y San Ramón uno y Ascensión 2 (pequeños y controlados). En total, cuantificó 51 incendios.

Estadísticamente la temporada de lluvias empieza en noviembre; pero en octubre se dan algunas lluvias. Tal expectativa confirmó Chirinos al decir que para la primera semana de octubre van a darse lluvias y tormentas.

Tags