Escucha esta nota aquí

La embajada de la Unión Europea (UE) en Bolivia lo dijo abiertamente por primera vez. El jefe de la delegación, León de la Torre, pidió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) que, a través de sus actos, genere confianza en la población ante la “absoluta necesidad” de elecciones limpias. Reveló que ha conversado “franca y abiertamente” en reiteradas oportunidades con la Sala Plena sobre la preocupación generada en la población por los cambios de personal técnico y de vocales dentro del órgano electoral, y que lo hizo como socio cooperante.

La vicecanciller Carmen Almendras respondió que “Bolivia es un país que se relaciona con todos los Estados del mundo con bases sólidas de respeto a la soberanía y no injerencia en asuntos internos, por lo tanto, ha de pedir el mismo trato a las representaciones diplomáticas”.

La Sala Plena del TSE estuvo reunida ayer todo el día. Este medio solicitó contraparte, pero hasta el cierre de esta edición los vocales no se pronunciaron oficialmente.

El MAS también reaccionó en contra de esta declaración. El presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, expresó que su partido no comparte este criterio, porque el país realizó un esfuerzo para optimizar el registro y el padrón electoral biométrico.

Puntualizó que aunque esta aseveración no se puede considerar como injerencia, el oficialismo lo toma como criterio y opinión de un embajador, no de Europa. “Las elecciones transparentes están garantizadas. El MAS nunca ha necesitado del fraude para ganar”, dijo.

El embajador De la Torre acompañó ayer la visita de las dos expertas que conforman la delegación de observación electoral de la UE al candidato presidencial por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa. Destacó que la presencia de ambas en el país es la respuesta a la invitación que hizo el Gobierno de Bolivia.

El viernes, el embajador de Alemania en Bolivia, Stefan Duppel, aseguró que en el país hay “mucha desconfianza” en la transparencia de las elecciones.

EL DEBER le consultó al jefe de la delegación europea su opinión al respecto y él opinó que el embajador de Alemania hizo hincapié “en la absoluta necesidad de que el proceso electoral cuente con un árbitro cuyo actuar sea transparente, porque es la garantía de la democracia. Yo comparto desde luego lo que expresó mi colega”.

Luego, puntualizó que el Órgano Electoral “tiene que dar confianza a la población a través de sus actos, solo el TSE es responsable de ello”.

Sin embargo, no quiso decir específicamente si la UE confía o no en el trabajo del TSE. “He visto encuestas de varios medios que son preocupantes en este sentido, y no las voy a valorar”, acotó.

Dentro de los programas que financia Europa está el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), que plantea el envío de resultados y fotografías de las actas desde los recintos electorales y los resultados a un centro de cómputo con dos beneficios: Conocer al ganador horas después del cierre de mesas e impedir el cambio de resultados en el trayecto entre el recinto y el tribunal regional.

De la Torre explicó que la representación invirtió alrededor de 200.000 euros, con el que apoyan distintas iniciativas y el TREP.

Definió este sistema como un instrumento que “añade confianza al sistema y que es demandado por la ciudadanía boliviana”. Se introdujo hace algunas elecciones y por tanto “no hay motivo alguno” para que no funcione el 20 de octubre. “Se ha tardado un poco pero finalmente, se ha contratado a una empresa que va a realizar este trabajo”, destacó.

Por otra parte, recordó que los medios de comunicación reflejaron “desde hace meses ya” los cambios que se han producido en el TSE, tanto de vocales como de personal técnico y opinó que efectivamente eso también creó preocupación en la población.

“La Unión Europea observó lo que ha ocurrido. Yo me reuní bastantes veces con la Sala Plena, precisamente porque somos socios de cooperación, estamos apoyando el fortalecimiento del tribunal, eso nos da pie para poder conversar estos asuntos de forma abierta y franca, y lo hemos hecho así siempre”.

Como contexto, Almendras advirtió que al más alto nivel las autoridades nacionales han manifestado ese propósito: que se realice un proceso electoral transparente y confiable, por eso gestionó la mayor cantidad de veedores internacionales. “De hecho, la Unión Europea envió delegados para tal efecto que ya se encuentran en el país desarrollando sus tareas, teniendo total garantía de la independencia de sus actuaciones”. Además, aseguró que Bolivia, “dialoga de cualquier tema “con sinceridad y en total amplitud”, y reconoció que entre la UE y el TSE hay niveles de intercambio de información en líneas de cooperación.

La oposición

Carlos Mesa pidió a la delegación de la UE mayor vigilancia en el proceso electoral del 20 de octubre. En la reunión expresó su “profunda preocupación” por la “parcialización y sometimiento” del TSE al Gobierno, que a su juicio favorecen al candidato “ilegal” del MAS, Evo Morales.

Agregó que tanto el MAS como Bolivia Dice No (BDN) no fueron sancionados por el TSE, por sus campañas en medios masivos y también mostró su preocupación por el “irregular” crecimiento del padrón electoral en determinadas áreas y en la inscripción de bolivianos en el exterior que en algunos países se duplicó.

El candidato a diputado por CC, el diplomático Gustavo Aliaga, sobre la declaración específica que el embajador dio a este medio, resaltó la coincidencia con el embajador alemán.

“Aparece un tema muy complejo y muy difícil, que es la transparencia del TSE, para llevar a cabo estas elecciones, hay una observación horizontal y la constatación de que no se preparan elecciones limpias”, dijo.

Este es un problema común a todos los partidos y por lo tanto, advirtió que al TSE no tiene otro camino que darle seguridad al pueblo boliviano sobre su trabajo en las elecciones

Desde el bando de BDN, el diputado Gonzalo Barrientos expresó que falta muy poco para la fecha fijada para las elecciones generales.

“Considero que es una declaración que refleja una preocupación de la Unión Europea. Lo lamentable es que considero que la expresa en forma extemporánea, el embajador debió manifestarlo mucho tiempo antes. Se hubiera podido hacer más si se la expresaba antes”, dijo.

No obstante, resaltó que definitivamente debe tomarse en cuenta y no es nada más que la constatación de que el órgano electoral está absolutamente cooptado por “el régimen de Morales”.

Tags