Asunto definido. Ángel Guillermo Hoyos alista maletas en Barcelona, España, para viajar a Bolivia a fin de mes con el fin de asumir como entrenador de Oriente Petrolero. La directiva que preside Ronald Raldes tiene acordado de palabra el fichaje del argentino, que ya en 2016 dirigió el equipo refinero, pero que dejó el cargo para asumir en la selección nacional.

Desde que se fue el cochabambino Mauricio Soria, antes del inicio del torneo Clausura (14 de julio), fue el candidato número uno para la dirigencia albiverde, que ante la imposibilidad de que Hoyos pueda venir en ese momento optó por nombrar interinamente a Luis Marín Camacho, quien tuvo que remar duro en las primeras fechas, pero que en las dos últimas (9 y 10) ha sumado sendos triunfos, producto del mejor rendimiento de sus dirigidos.

La presión del hincha hacia el directorio ha sido intensa en los dos últimos meses, ya que el equipo no conseguía buenos resultados. Ahora cambió un poco esa realidad. De todas formas, las negociaciones y los contactos entre Raldes y sus colaboradores con el entrenador continúa pese a que han estado dando nombres de otros candidatos, que quizás no comulgan con el perfil o la idea de trabajo que tienen en mente Raldes y la gente que comanda el club.

Hoyos es un entrenador que el 2016 llegó al país gracias al buen trabajo que hizo en las menores del club Barcelona y porque tuvo en sus filas nada menos que a Lionel Messi, hoy figura estelar del cuadro azulgrana.

Tiene su forma particular de trabajar, siempre con pelota, sea o no jornada de trabajo netamente físico, y no dubita a la hora de hacer jugar a un juvenil. Todo esto lo aplicó cuando dirigió por primera vez a Oriente.

Las sesiones de fútbol eran muy diferentes, porque los mismos jugadores se sorprendían de pasar en cualquier momento de la titularidad a la suplencia. Insiste en el ensayo de fútbol en espacio reducido para practicar la intensidad del juego, la efectividad en el pase y la marca rápida para recuperar la pelota y desmarcarse.

Una de las peticiones de Hoyos y que espera tener cuando asuma es la compra de GPS para el control del estado físico de cada jugador. Raldes lo anunció y es un requerimiento que el titular refinero lo tiene presupuestado.