La odisea de los giles, protagonizada por Ricardo Darín y Luis Brandoni, llega a los cines para contar una historia situada en un pequeño pueblo de la provincia de Buenos Aires, a fines del 2001, época de la caída del presidente Fernando de la Rúa y la implementación del “Corralito bancario” en toda la Argentina.

Allí, un grupo de amigos y vecinos pierde el dinero que había logrado reunir para reflotar una vieja cooperativa agrícola. Al poco tiempo, descubren que sus ahorros desaparecieron por una estafa realizada por un inescrupuloso abogado y un gerente de banco que contaban con información de lo que se iba a desencadenar en el país. Al enterarse de lo sucedido, este grupo de vecinos decide organizarse y armar un minucioso plan con el objetivo de recuperar lo que les pertenece

Detalles

En argentino, un gil es una persona simple, un incauto. “Aunque ya sabemos que laburante, tipo honesto, gente que cumple las normas, terminan siendo sinónimos de gil”, subraya la película en su arranque.

La cinta es una mezcla de thriller y comedia, cada uno aporta ideas y conocimientos para el éxito esta misión delirante y plagada de imprevistos. De tener la oportunidad, ¿quién no robaría al estafador de guante blanco que le ha engañado?

A diferencia del libro en el que se inspira, La noche en la usina, de Eduardo Sacheri, La odisea de los giles desvela de entrada la existencia de un plan para recuperar su dinero.

Tags