Escucha esta nota aquí

Con el objetivo de preservar la biodiversidad en el departamento, la Gobernación cruceña junto con la Policía Forestal del Medio Ambiente (Pofoma), realizó un operativo sorpresa en la parada de transporte de buses de Charagua, se logró rescatar y decomisar más de 200 pichones de loros, dos crías de tortugas y un tatú. Los pobladores dieron la voz de alerta denunciando este tipo de actos, que van en contra de la naturaleza y el medioambiente.

Yandery Kempff, directora de Recursos Naturales de la Gobernación, manifestó que este operativo se realizó en horas de la madrugada, cuando un grupo de personas estaba llegando con las aves para ser comercializadas en la ciudad, al verse descubiertas por Pofoma, se dieron a la fuga.

"El comercio ilegal de animales silvestres es un delito, por ello los controles serán permanentes", manifestó, al remarcar que la Ley 1333 y el artículo 223 del Código Penal establecen sanciones entre uno y seis años de cárcel para los infractores.

La autoridad del área indicó que la Gobernación, en el marco de sus competencias, continuará realizando estos operativos. “Es alarmante la situación en lo que se refiere al comercio indiscriminado de fauna silvestre, ya que hay gente que se dedica a este sector sin justificativo alguno, pues atentan contra los recursos naturales que son patrimonio natural”, lamentó