Escucha esta nota aquí

Quería vestirse de blanco. Quería atender a los animales. Quería ser veterinario. No pudo. El mundo del modelaje lo absorbió. Y él se dejó capturar. Cristian Andrés Rojo Cotto nació hace 26 años en Santa Cruz de la Sierra. Siempre coqueteó frente al espejo. Siempre le gustó lucir bien. Siempre jugó a ser el hombre ‘Rojo’.

Él y solo él

Ese día hacía frío. Pero no importó. Se sacó la polera y entró al establo. Un caballo, una pala y un hacha lo esperaban. Desde pequeño sintió esa conexión con los animales, el bosque y la vida de campo. Se acercó al mamífero y la cámara hizo clic. La imagen captó esa cruz que lleva a un costado y también ese físico que ha ido trabajando en los últimos meses.

Él cree que está listo, pero es sincero, y piensa que pudo haber estado mejor. Durante horas se metió en el gimnasio y logró sacar abdominales para mostrárselos al jurado del Men Universe Model en República Dominicana. Y cuando la ansiedad lo abordaba, pecaba con alimentos que no tenía que introducir al organismo. De eso se lamenta y se pone algo triste. Y aún así la confianza en sí mismo y su personalidad arrolladora serán sus cartas para ganar el título.

El hijo de Elio Rojo y Vicky Cotto es relativamente nuevo en el modelaje y poco a poco se fue abriendo espacio alejado de la polémica. Cuando opina de algo, piensa primero y después responde. Cree en que el aborto mata y no se lo debería practicar, que legalizar la marihuana no es bueno y que la prostitución es un trabajo, no un pecado.

No está en contra de una relación entre personas de ambos sexos y no le molesta que adopten hijos. No le gusta la política, pero cree en la democracia y en las libertades de las personas. Apoya el 21- F.

Le gustan las series de Netflix y del cable. Miró Stranger Things, Dark, Bates Motel, The Punisher y Juego de Tronos. De esta última le simpatiza el clan Lannister. Va con él: rubios, apuestos, altos y... ¿maquiavélicos? No, eso no. Cristian, sin ‘h’, será Bolivia del 18 al 28 en República Dominicana. No se sacará la barba. Lucirá su cabellera rojiza ante las cámaras. Paseará sus 1,90 m de estatura y promocionará el país. Por su aspecto y su forma de ser es el hombre ‘Rojo’.