Escucha esta nota aquí

Este 30 de mayo, en Cochabamba, se realizará la primera versión  del certamen Miss Plus Size, que tendrá como invitada especial a la peruana Gloria Castillo, miss Perú Plus Size 2017, una  de las modelos curvy pioneras y más cotizadas de su país. La visitante será jurado de este novedoso concurso en Bolivia.   

Desde Perú, Castillo habló con Sociales&Escenas y manifestó que está contenta de venir a Bolivia para un evento que promueve la diversificación de la belleza real y ayuda a seguir rompiendo estereotipos. Además, la modelo, que también es mamá de un pequeño de tres años, adelantó que fue invitada para ser jurado del Miss Plus Size Bolivia, que se realizará luego de las elecciones de las ganadoras de Cochabamba, Santa Cruz y La Paz.

Para Gloria, es importante que la ganadora del  Miss Plus Size tenga mucha actitud y que su carisma se note en el escenario.

Rompió el molde 
Gloria, de 30 años, inició su carrera en el modelaje en Perú en 2015, con Sephia, una marca de ropa para mujeres de talla grande, que la eligió como su imagen. Desde entonces, su carrera se disparó, llegando a modelar para distintos eventos y firmas. Actualmente es propietaria de una escuela de modelaje para chicas plus y creó su firma de lencería denominada The Curvy Nation, dedicada exclusivamente para el público curvy.  
Gloria forma parte de la agencia peruana Icerberg Modelos, que desde hace poco cuenta con un grupo de chicas de talla grande. 
“La sociedad ha sido uno de los principales obstáculos para ganar espacios en el modelaje, el prejuicio, la falta de apoyo, ya que el mundo plus size aún no es tan difundido como debería ser”, reflexionó la peruana. 

Asimismo contó que su lucha más dura como modelo plus size fue contra ella misma por sus inseguridades; sin embargo, afirmó que hoy en día se siente una mujer plena y hermosa con sus kilos de más o sin ellos. “Me seguiré amando como soy”, agregó.