El torneo Clausura se terminó para el mediocampista brasileño de Blooming, Rafael Allan Mollercke, más conocido como Rafinha, ya que sufrió una lesión de fractura por encima del tobillo izquierdo a raíz de la entrada fuerte del volante de Nacional Potosí, Marcos Andia, cerca del final del partido. El reporte preliminar considera un tiempo de recuperación entre tres a cuatro meses.

La entrada del jugador de la banda roja dejó tendido en dolor a Rafinha que fue clave en la goleada de la academia por 4-0. El técnico Erwin Sánchez demandó a la dirigencia potosina a asumir los gastos de curación por la falta malintencionada de su jugador.

“Una pena por nosotros, por Rafinha, que es un jugador importante para lo que nosotros tenemos como idea”, remarcó Sánchez, molesto por el accionar del futbolista del club potosino.

Rafinha fue auxiliado de inmediato por la ambulancia, pero el entrenador Sánchez lamentó la actitud del árbitro Dilio Rodríguez que menospreció la gravedad de la falta y solo le mostró la tarjeta amarilla a Andia.