Con precisión, Blooming fue una máquina letal en el juego aéreo. Gracias a su efectividad, la academia derrotó por 4-0 a Nacional Potosí, con todos los goles marcados de cabeza por intermedio de Alexis Blanco, en dos ocasiones, José María Carrasco y Agustín Sandona.

El triunfo acerca al equipo de Platiní Sánchez a cumplir el sueño de conseguir un cupo para la Libertadores 2020, y ello es posible si acaba la temporada entre los cuatro primeros de la tabla acumulada. Los celestes se ubican quintos en la sumatoria de los dos torneos, Apertura y Clausura, con 69 puntos, tres menos que Wilstermann (72), que es cuarto; y a 7 unidades de Nacional, que con 76 puntos es tercero. 

Con Rafinha y Junior Sánchez, en cancha, Blooming es otro. Este sábado, los dos jugadores volvieron al equipo titular y la academia tuvo más juego desde el inicio, aunque por momentos al equipo de Platiní Sánchez le falta profundidad, pues solo utiliza el lateral derecho para llegar, con Alex Arano en sociedad con Gabriel Ríos. Por izquierda, Edward Vaca no tiene en ocasiones con quién jugar y ello lo frena, así no se aprovecha sus condiciones de volante, que cumplía antes de ser convertido en lateral. En el segundo tiempo salió más Vaca, y Blooming tuvo más llegadas.

De entrada, ambos propusieron un juego ida y vuelta. Así, Daniel Mancilla, de Nacional, lanzó, a los 8’, un centro que por poco termina en la red. Al mismo minuto, reaccionó Blooming, con un pase de Rafinha para que Vaca remate, aunque sin dirección.  A los 9’, el brasileño cobró un córner preciso para Paúl Arano, que de cabeza hizo que Javier Rojas se luzca. El mismo Rafinha, que se notó que está rápido y en forma, exigió de nuevo al arquero (19’) que cada que viene al Tahuichi demuestra sus condiciones.

De ahí el partido bajó de intensidad porque ambos rivales ingresaron en una serie de imprecisiones, de unos 20 minutos, donde el pelotazo fue el que se priorizó. Así se llegó al minuto 41’, donde nuevamente despertó Rafinha para cobrar un córner para que Alexis Blanco, que hasta ese momento no había aparecido, de cabeza anote el 1-0. Locura en las tribunas, cuando ya comenzaban a reprobar a sus jugadores.

En el tanto tuvo bastante mérito el delantero argentino, que se dio modos para dar dos pasos hacia atrás y ganarle en el salto al defensor Martín Galaín. También el cabezazo tuvo la dirección necesaria para mandar el balón cerca del poste izquierdo de Rojas, que pese a su intento de salvar su arco estuvo lejos de evitar el gol.

El elegido por Platiní para reemplazar a Rubén Cordano en el arco, Marco Daniel Vaca, prácticamente no tuvo trabajo en la primera parte, ni en la segunda

Dominio total

Pese a que comenzó metiéndose a su cancha, Blooming dominó a placer a su rival en el segundo tiempo. Nacional perdió totalmente el orden y la academia lo aniquiló.

Cabalmente cuando pisó el campo rival, a los 53’, llegó el segundo gol de los celestes. Nuevamente se repitió la fórmula, con Rafinha, que levantó un córner pasado donde Blanco le ganó otra vez a Galaín, para dársela a Sandona, que de frente al arco anotó de cabeza.

Tres minutos después, se dio otro córner letal. Rafinha, de nuevo como protagonista, y esta vez el que anotó de cabeza fue José María Carrasco. 

Con el triunfo asegurado, la academia siguió presionando al rival y buscando más goles. Así llegó el 4-0, a los 72’: centro Ríos y el que apareció para marcar, también de cabeza, fue Blanco.


Ya era una fiesta en el Tahuichi, y aun así hubo otras llegadas, en una de ellas el balón se estrelló en el travesaño a centro de Vaca, y en otra Rafinha mandó la pelota al poste. Ya no hubo tiempo para más. Blooming se encaminó tras caer por 6-1 ante The Strongest, y ahora está más vivo que nunca en su afán se conseguir un cupo para la Libertadores.