El GAMSC creó el Observatorio Municipal de Seguridad Ciudadana a mediados del año pasado, como una “entidad desconcentrada con dependencia funcional de la Secretaría Municipal de Seguridad Ciudadana” para avanzar en la implementación de una política integral de seguridad ciudadana, intento que acaba de ser revertido retornando a la vieja visión restrictiva que asocia seguridad ciudadana solo con acciones reactivas y de control, a cargo de la Guardia Municipal y la Dirección de Espacio Público, lo que no conducirá a la consolidación sustentable del reordenamiento de la ciudad y menos dar cuenta con los desafíos de una metrópoli en expansión.

El Observatorio trabajó con el objetivo estratégico de contribuir a la construcción de una ciudad segura, que posicione la seguridad ciudadana como parte del desarrollo humano, profundizando una vida que evite las amenazas de violencia y permita la convivencia segura y pacífica, mediante hábitos de armonía, cohesión y participación vecinal, orientado a la apropiación y cuidado de los espacios públicos y el ejercicio del derecho a la ciudad asumida como bien público. Se alcanzó los siguientes logros relevantes:

Un primer estudio científico sobre la (in)seguridad ciudadana en Santa Cruz de la Sierra con información desagregada por cada uno de los 15 distritos municipales, tanto del número de personas que ha sufrido un hecho delictivo el último año (tipo de delito, circunstancias, perfil del victimario etc.), así como del índice de percepción de inseguridad.

La formulación del plan municipal de convivencia y seguridad ciudadana, fruto de un proceso altamente participativo que involucró a 800 líderes de los 15 consejos distritales de seguridad ciudadana, presididos por los subalcaldes y comandantes policiales que involucran al control social, las organizaciones vecinales, gremiales, empresariales, universitarias y otros.

En el entendido que el PMSC 2018-2022 por su enfoque integral compromete al conjunto del gobierno municipal y de las instituciones públicas y privadas de la ciudad, se formuló para ello un proyecto de ley municipal autónoma integral de seguridad y convivencia ciudadana.

Paralelamente se coadyuvó con la instalación y funcionamiento de 100 alarmas vecinales solidarias operadas por brigadas vecinales, priorizadas por ser dispositivos que promueven la participación vecinal que sirve para prevenir y contener delitos y otros eventos de emergencia en cada barrio, y tienen gran utilidad cuando existe una participación activa de los vecinos en coordinación con la Policía boliviana y el gobierno municipal.

Y en el arranque del PMSC se priorizó la implementación del programa de cultura ciudadana, al verificar que solo un tercio de los cruceños tiene algún nivel de cultura ciudadana, es decir de respeto y cumplimiento de las normas de convivencia, duplicando Santa Cruz de la Sierra la tasa nacional de conflictos callejeros y la incidencia del consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos, los que son privatizados por los gremiales, además de las vías de acceso privatizadas por los transportistas y el crecimiento de la mancha urbana por ‘loteadores’ y empresas inmobiliarias.

La ejecución del Programa Municipal de Cultura Ciudadana en su primera fase se focalizó en las 854 unidades educativas de Santa Cruz de la Sierra con el apoyo de la Dirección Departamental de Educación, el OPE, la Red Fe y Alegría, la Red que impulsa la Bienal Infanto Juvenil de Artes y Expresiones Socio Culturales, la UAGRM y 8 universidades privadas en manos de quienes dejamos este conjunto de avances y el desafío interrumpido de avanzar en una política pública integral de seguridad ciudadana