Escucha esta nota aquí

En la homilía de hoy el arzobispo de Santa Cruz, Monseñor Sergio Gualberti, afirmó que la justicia en el país no cambiará pese a que se someta a un referéndum, pues primero se debe respetar la independencia de poderes y que los administradores de justicia mantengan la imparcialidad y moral.

El arzobispo lamentó que la administración de justicia haya perdido toda credibilidad, puesto que no ofrece ninguna garantía de imparcialidad, ni de apego a la verdad y a la ley, además de estar sometida a toda clase de gestiones e intereses ajenos a su misión.

"Se está proponiendo una medida para cambiar la justicia, sin embargo ninguna disposición logrará este objetivo si no se respeta la independencia de la justicia frente a cualquier otro poder y si no se cimienta su administración sobre los valores de la verdad y la honestidad, la imparcialidad y la integridad moral de los operadores de justicia", manifestó Gualberti.

Asimismo, señaló que no es suficiente cambiar las estructuras de la justicia, por lo que sugiere cambiar a los administradores para que se conviertan interiormente, mente y corazón, poniendo al centro de su actuar las normas éticas y morales.

El presidente Evo Morales informó la pasada semana que después de asumir su tercer mandato se planificará la consulta ciudadana para solucionar la profunda crisis de la administración de justicia en el país. 

A su turno, el vicepresidente, Álvaro García Linera dijo que "se ha fallado, la justicia es un desastre", anticipando que el referéndum permitirá garantizar que se elija a personas calificadas en los altos cargos de los diferentes tribunales.