Escucha esta nota aquí

Los médicos y profesionales de la salud tienen previsto marchar hoy hasta el Comando Departamental de la Policía en protesta contra la represión que sufrieron el miércoles, cuando bloqueaban la ruta al norte y acabaron siendo gasificados por uniformados, que también dispararon balas de goma.

Durante la refriega siete profesionales resultaron lesionados, dos de los cuales permanecen internados en el hospital San Juan de Dios. Una de ellas es la enfermera María Elena Huanco y es la que reviste mayor gravedad, por lo que se recupera en terapia intermedia. La mujer recibió nueve impactos de balines en la espalda, pierna y cuello, lo que puso en riesgo su salud. Los médicos que la asisten ordenaron diversos estudios en la región del tórax ante una posible contusión pulmonar.

Por este hecho, la dirigencia médica presentó una denuncia ante la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc) en contra de los policías que pudieran haber incurrido en los delitos de lesiones graves. Dependiendo de los informes médicos, la denuncia puede ser ampliada a los delitos de lesiones gravísimas, indicó el equipo jurídico de los galenos.

Para el vicepresidente del Colegio Médico Departamental, Wilfredo Anzoátegui, los uniformados incurrieron en excesos y abusos y, ante estos hechos, el sector ha decidido realizar hoy, por la mañana, una marcha que llegará hasta el Comando de la Policía. La manifestación será pacífica, por lo que esperan no ser recibidos con gases, refirió el dirigente.

A decir de Anzoátegui, el sector además hará seguimiento al proceso penal iniciado el miércoles hasta dar con los responsables de haber causado daños en la salud de sus colegas. “Para que una colega reciba nueve balines significa que dispararon directamente contra ella, es decir, no se trata de un hecho fortuito. Queremos que se identifique al o los policías que incurrieron en abusos”, dijo el representante médico.

Al ser consultado sobre la actuación de los uniformados, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, indicó que los efectivos policiales solo cumplían su labor. “Han tratado de persuadirlos (a los médicos) y han logrado el repliegue de estas personas porque, obviamente, luego nosotros tenemos que rendir cuentas ante los pasajeros y ante la gente que se desespera y se pone nerviosa por la necesidad de abordar los vuelos”, dijo la autoridad.

Los profesionales de la salud están en paro hace 53 días y hace 11 días han instalado un piquete de huelga de hambre en el San Juan de Dios, con una treintena de ayunadores.

Montaño convoca el diálogo

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, reiteró el pedido a la dirigencia médica de reiniciar el diálogo y demandó al sector que fije fecha y hora para retomar las negociaciones en busca de una solución al conflicto.

“El mecanismo en el que vamos a resolver (el conflicto) es siempre el diálogo y nosotros seguimos en esa búsqueda y esperemos que haya una reflexión de parte del Colegio Médico de Bolivia”, expresó Montaño.

Sin embargo, los galenos no consideran una interlocutora válida a la ministra de Salud.