Pasó Venezuela, con otra dura caída en Caracas (4-1), y la siguiente mirada está puesta en Haití. Bolivia retornó ayer, y de inmediato trabajó en Santa Cruz, la sede del duelo del martes en el Tahuichi (20:00). Para este partido es un hecho que César Farías hará cambios importantes que apunten a seguir ensayando en cancha lo que se pretende de cara a las eliminatorias. Al menos tres variantes se anticipan buscando ser un equipo más agresivo.

El jueves atajó Jorge Araúz pero ante Haití la primera opción es Romel Quiñónez y la segunda Daniel Vaca. A este último, Farías lo conoce bien ya que lo tuvo tras su paso por The Strongest, además de verlo en actividad en el duelo ante Ecuador, en Cuenca. A Quiñónez, en cambio, no lo ha visto en acción en este nuevo periodo, aunque sabe de su experiencia y nivel. En Caracas la actuación de Araúz no fue buena, sin embargo, el técnico lo salió a respaldar.

“A veces los entrenadores tenemos que tomar decisiones arriesgada, pero las tenemos que tomar para crecer. Es un arquero que tiene regularidad en el campeonato, con muchos años por delante”, dijo Farías. En defensa también se anticipa al menos una variante, ya que puede ir a la zaga Jefferson Ibáñez o Gustavo Olguín, en lugar de Guimer Justiniano. Desde que se lesionó Luis Haquin, la Verde busca una alternativa para acompañar a Adrián Jusino.

Los laterales parecen inamovibles ya que Óscar Ribera y José Sagredo han sido pilares dentro de la estructura del técnico. En la zona media, el técnico ha encontrado una alternativa seria en la contención con la aparición de Junior Sánchez (Blooming) que debutó en la mayor y lo hizo con buen rendimiento; a un costado seguirá Leonel Justiniano, otro pilar para el venezolano que en incluso lo ensayó como zaguero central cuando la Verde jugó ante Ecuador (3-0).

En los extremos es donde se perfila un cambio posicional en procura de darle mayor dinámica al juego ya que Juan Carlos Arce –de gran rendimiento en Venezuela- jugaría por derecha en vez de Erwin Saavedra (su compañero en Bolívar), convirtiéndose en un respaldo en ataque cuando sea necesario. Por el otro lado Paúl Arano tampoco se mueve ya que el rendimiento del jugador de Blooming continúa en ascenso, sobre todo con la camiseta de la selección nacional.

Con el ‘Conejo’ como extremo derecho queda una vacante en ofensiva para acompañar a Gilbert Álvarez y lo más probable es que juegue Vladimir Castellón, que se mueve bien por todo el frente. La otra opción es Carlos Saucedo, que espera su chance de ir de entrada ahora que ha vuelto a la selección. Él en 2013, le convirtió un gol a Haití cuando también llegó al Tahuichi para enfrentarse previo a la Copa del Mundo del siguiente año.