La embajada de Estados Unidos en Bolivia negó este martes la versión que emitió el presidente Evo Morales sobre el uso de un supuesto vehículo de la legación diplomática para ofrecer obras a cambio de no votar por el candidato presidencial del Movimiento Al Socialismo (MAS). El mandatario denunció que el motorizado operó en los Yungas con allegados de la embajada, quienes hicieron campaña contra el postulante masista.

“La Embajada de Estados Unidos (en La Paz) no pide votos en contra ni a favor de ningún candidato ni partido. Las decisiones del 20 de octubre son del pueblo boliviano”, dice parte del comunicado que envió esa representación diplomática a EL DEBER.

El mandatario y candidato, en una entrevista con el programa Detrás de la Verdad, reveló, además, que convocó a la Casa Grande del Pueblo al encargado de Negocios de la embajada de Estados Unidos en La Paz, Bruce Williamson, para una reunión y presentar las pruebas de su denuncia. Esta cita, según Morales, sucedió la pasada semana.

“La semana pasada yo convoqué al encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos. Demostré en documentos cómo este carro de la Embajada de EEUU va a Yungas a ofrecer empedrados, asfaltados, siempre y cuando que no apoyen al Evo”, afirmó el jefe de Estado.