Escucha esta nota aquí

Chile acusa a Bolivia de cambiar argumentos. Primero buscaba una negociación y ahora quiere territorio. ¿Qué piensa al respecto?
Bolivia no ha cambiado su argumentación. El objeto de su demanda es que la Corte declare la obligación de Chile de negociar con Bolivia su acceso soberano al océano Pacífico. Las partes afrontarán esa negociación en los términos que consideren oportunos. Es un hecho histórico y jurídicamente constatado que en el pasado propuestas y contrapropuestas han tenido siempre una dimensión territorial. 

¿Cree que desconocer lo que sucedió en hechos históricos como el Abrazo de Charaña, entre los presidentes Pinochet y Banzer, le hace bien a Chile?
No soy quien debe valorar lo que le hace bien o no a Chile. Me limito a constatar que los hechos históricos contrastados son irreversibles, así como sus efectos jurídicos, cuando el Derecho invoca a la historia y le concede relevancia. 
El equipo jurídico se ha mostrado muy sólido ¿qué lo hace sentirse tan confiado?
Se trata de un equipo muy competente, equilibrado, dedicado, bien avenido, con un objetivo común y elementos sustanciales para sostenerlo.

¿Qué es lo que más le impresiona de la lucha de Bolivia?
Sin duda, la implicación de todos y cada uno de los bolivianos, con independencia de origen y condición social. Como decía un lúcido pensador  y se evocó por el Agente en su presentación del lunes pasado, los bolivianos “llevan dentro" el mar. Eso me crea una responsabilidad especial, añadida a la profesional que todo abogado tiene. Es difícil sustraerse emocionalmente a esa atmósfera social que se respira en todos los rincones del país, esa causa que une a todos los bolivianos. 

¿Qué pasará el lunes en la audiencia?
En el momento en que contesto estas preguntas no se ha producido el primer turno de Chile. Lo que pasará el lunes, en nuestro segundo turno, estará en parte condicionado a la réplica que deba darse a los alegatos chilenos, con un equipo de abogados muy profesional que merece mi respeto. Pero creo que no nos limitaremos a eso. 
Bolivia ha rebatido los argumentos de Chile ¿En qué más se pondrá énfasis?
Eso pertenece al secreto del sumario. 

Cualquier fallo que defina La Haya ¿Chile está obligado a aplicar? Si eso no sucede, ¿qué pasa?
Los fallos de la Corte son firmes, obligatorios e inapelables. Solo cabe frente a ellos un recurso de interpretación y otro excepcional de revisión por hechos nuevos. Las partes, al suscribir el Estatuto de la Corte, con la Carta de las Naciones Unidas y el Pacto de Bogotá, empeñan su honor en el cumplimiento de las sentencias. No hacerlo supondría incurrir en un ilícito internacional. No pasa por mi cabeza que Chile empañe su imagen rechazando la observancia de una sentencia que declarase su obligación de negociar. La Corte no ‘impone’ una obligación contra la voluntad de Chile; se limita a ‘declarar’ que esa obligación existe precisamente porque Chile empeñó su propia voluntad en ello, mediante acuerdos, promesas y comportamientos debidamente contrastados.