La X Marcha Indígena finalizó aproximadamente a las 21:00 de este martes en la acera de la catedral cruceña, ubicada en la plaza 24 de Septiembre, donde se realizó el pronunciamiento público de las demandas ante al Gobierno nacional y departamental.  

La movilización, liderada por la Organización Indígena Chiquitana (OICH), llegó a la capital cruceña tras un mes de caminata bajo el sol y las inclemencias del tiempo desde San Ignacio de Velasco. Los originarios de tierras bajas piden la abrogación del Decreto Supremo 3973, que autoriza el desmonte y las quemas controladas de bosques.

La marcha ingresó al centro de la ciudad por el segundo anillo, luego se dirigió hacia el monumento al Cristo Redentor y, posteriormente, continuó hasta la plaza principal. 

Más temprano, el dirigente indígena Lázaro Taco explicó, en contacto telefónico con EL DEBER, que mañana acudirán ante el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) para presentar sus demandas y también buscarán reunirse con autoridades de la Gobernación cruceña.