Las fechas ya están fijadas. Del 24 al 30 de octubre se desarrollará la décimo novena versión del Festival Internacional de Cine de Santa Cruz (Fenavid 2019). Así lo anunció Alejandro Fuentes, director de la Fundación Audivisual (Fundav), durante la presentación de las actividades del evento, realizada anoche, en instalaciones de la Escuela Superior de Comunicación Audiovisual Diakonía.

El Fenavid de este año tendrá casi 80 producciones en competencia, de 30 países. De los títulos seleccionados, en los géneros ficción y documental, 17 serán largometrajes, 55 serán cortometrajes y 10 videoclips. Todos serán evaluados por un selecto jurado, compuesto por invitados internacionales, como Rafael Linares, de España; Karina Neme, de Argentina; y Miguel Chávez, de Bolivia, solo por citar algunos nombres.

La actriz boliviana Lorena Sugier es la seleccionada para recibir , este año, el Premio Aporte al Audiovisual Boliviano. “Un reconocimiento merecido por su trayectoria y por el compromiso en cada largo o cortometraje en el que participa. Lo hace con pasión y fuerza, inspirando a los demás el deseo de hacer cine”, afirmó el director del festival.

Salas y capacitación

La proyección de las cintas de largometraje se hará en las salas de Multicine. Mientras que, los cortometrajes se podrán ver en teatros alternativos, como Meraki y el Centro Boliviano Americano (CBA) y otros escenarios en los barrios y colegios de la ciudad. Para las actividades de formación audiovisual y desarrollo de proyectos, la sede será Diakonía.

Como cada año, el proyecto Santa Cruz 100 x100, que consiste en la producción de un proyecto en 100 horas, reunirá a 25 participantes que serán divididos en equipos de cinco personas que no se conocen previamente.

Otra actividad de interés, dirigida a actores y realizadores, será el Taller práctico de actuación para cine, que será facilitado por el actor argentino Jorge Román, protagonista de la serie Monzón.

Este año Fundav destinará $us 57.000 en la organización del festival, la mayoría de esos recursos gestionados mediante intercambio. Además, el Programa Intervenciones Urbanas, del Ministerio de Planificación y Desarrollo, hizo un aporte de $us 10.000.