Marco Peredo no se quedó con los brazos cruzados luego de recibir una carta notariada de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) en la que lo emplazan a presentar su descargo por Bs 24.866.414.62, que salieron de las arcas de la Federación en gestiones pasadas, especialmente la de Carlos Chávez, que comandó el ente federativo de 2006 a julio de 2015.

Peredo presidió la FBF siete meses (de enero a agosto de 2017), pero le observan no haber hecho seguimiento ni cobrado esta deuda cuando le tocó mandar en el fútbol nacional. Él respondió que este impasse económico corresponde a la gestión del desaparecido Carlos Chávez, que en julio de 2015 fue encarcelado por supuestos hechos de corrupción en el balompié nacional, lo cual originó que el Ministerio Público tome toda la documentación que manejaba la FBF para investigarlo.

Esto último, según Peredo, imposibilitó contar con la documentación pertinente para saber si existe el descargo de los supuestos deudores.

“En mi gestión lo pedimos varias veces a la Fiscalía, pero no tuvimos respuesta”, dijo Peredo.

Como novedad, el expresidente de la Federación mostró ayer una documentación que le pasaron del sistema de contabilidad de la FBF en la que aparecen 25 personas que estuvieron vinculadas a la gestión de Chávez y que aparentemente no rindieron cuenta a abril de 2018. 

Además, la suma total coincide con la cifra que la empresa Auditores González & Asociados SRL, en su informe a César Salinas, presidente de la FBF, endosa a los expresidentes Marco Ortega, Rolando López, Peredo y Carlos Ribera.

“Seguramente en esta lista se cometerá injusticia con personas que hicieron su descargo, pero son datos que maneja actualmente el sistema de contabilidad de la Federación”, dijo.

La otra cara

Alberto Lozada ocupó el cargo de secretario ejecutivo de la FBF en la gestión de Chávez. Lozada está sorprendido por lo que hizo conocer Peredo, pues explicó que en el informe económico que mandó trabajar la Federación al 31 de diciembre de 2017 no aparece como deudor, pero sí como acreedor por préstamos personales (Bs 163.000).

“Son cuentas ya descargadas. Esto hace la FBF porque hay un problema personal entre Salinas y Peredo”, dijo.

El exárbitro Hebert Aguilera explicó que seguramente aparece en la lista porque coordinó un curso FIFA para árbitros. “Descargué los gastos e incluso devolví plata, cosa que sorprendió hasta al mismo contador”, dijo.

Javier Silva trabajó en el área de logística con las selecciones en la era Chávez. “En la FBF no salía un peso si no presentabas tu presupuesto de inversión para viajes, concentraciones y demás gastos logísticos. Están mellando mi dignidad como persona y trabajador”, sostuvo.