Llega el día de las elecciones y ningún vehículo puede salir a la calle sin permiso de circulación. El pronóstico apunta que el domingo será de bastante sol, y tras cumplir con nuestro deber cívico, ¿qué tal ponerte al día con los quehaceres? Es la oportunidad para usar el tiempo en una limpieza casera profunda del auto.

Es conveniente lavarlo periódicamente para mantenerlo en buen estado, pero este domingo puedes darte el tiempo de hacerlo con tus manos y verificar con detalle los rincones que siempre se ensucian, las zonas de pintura que se deterioran por el sol o encontrar algún problema que requira llevarlo a un taller.
No necesitas tener todos los implementos de un car wash, con lo que hay en casa puedes dejar tu auto reluciente, aunque debes saber que algunos productos tendrás que comprarlos específicamente para vehículos. Aquí te dejamos consejos para limpiar tu auto con detalle y atención, en la jornada electoral.


Empieza por el interior
Antes de lavar el exterior, abre las puertas y toma atención a la limpieza del interior de tu auto. Bota toda la basura y revisa si no llevas algún recipiente inflamable. Se viene una época de calor y estos elementos pueden explotar. Saca los pisos y despeja cada espacio para poder limpiar con mayor facilidad. Si te es posible usar un paño de microfibra, te ayudará a limpiar de mejor manera el tablero y dejarlo sin el molesto polvillo. Por el momento no utilices nada que humedezca ninguna zona, solo limpia las superficies, los huecos y despeja el camino para dar el siguiente paso.


Limpia las alfombras
En caso tengas un soplador o una aspiradora, serán herramientas aliadas para limpiar las alfombras, que son depósitos de suciedad. Algunas zonas tienen el polvo endurecido, así que puedes ayudarte con algún cepillo pequeño o un pincel para así soltarlo y que la aspiradora recoja esa suciedad. Si no, un cepillo rígido puede ayudarte a barrer con parte del polvo que hay dentro de tu vehículo. Los pisos que van sobre las alfombras ya deberían estar sacudidos y esperando por su lavado para cuando te dediques al exterior del auto.


El aire acondicionado
La limpieza de esta zona no es tan difícil, y realizarla te ayudará a tener menos polvo y una calidad de aire superior. Un compresor de aire pequeño es una buena opción para sacar polvo y suciedad de los conductos.
Debes apuntar hacia las rejillas de ventilación donde se acumula la suciedad y causa la humedad. Si tu auto tiene filtro de aire, puedes quitarlo para soplarlo y limpiar el polvo. En caso no dispongas de un compresor, limpia superficialmente la zona y llévalo a un taller donde te ayudarán a retirar el polvo de la zona en pocos minutos.


Vamos por el exterior
Una vez termines con el interior, cierra totalmente el vehículo y alistate para lavarlos. Para ahorrar agua utiliza tres baldes de agua, uno con champú para autos y dos con agua limpia. La mejor herramienta para limpiar la carrocería es una esponja grande. Utiliza productos especiales para autos, ya que los detergentes comunes pueden secar la pintura y dañarla. Empapa bien todo el exterior y presiona en las zonas donde hayan grumos de barro, de excremento de animales o de insectos secos. 


Es el turno de los vidrios
Es recomendable lavar el auto en un lugar donde tengas un poco de sombra, así el champú de limpieza no se secará fácilmente y puedes retirarlo sin mayor esfuerzo con el agua limpia, y sin dejar manchas.
Todavía no enjuagues el auto, ya que es el turno de los vidrios de las ventanas y el parabrisas. Enjuaga bien la esponja que utilizaste antes y limpia cada rincón de los vidrios con paciencia para no rayarlos. Una vez terminada la limpieza de los cristales, puedes proceder a enjuagar el vehículo completo y verificar si queda alguna zona por limpiar. Deja que el auto se seque un poco para luego aplicar un limpiavidrios y frotar un paño de microfibra para dejar la pintura reluciente.


Sácale brillo a la pintura
Una vez seco el auto, puedes aprovechar para sacarle aún más brillo con una cera que puedes comprar en cualquier estación de servicio o tienda para autos. Existe mucha variedad de ceras, pero como el trabajo lo harás con tus manos escoge una cera que sea de fácil aplicación. Te recomendamos aplicar la cera sin luz solar directa y que vayas por zonas lentamente. La aplicación de cera es muy sencilla, pero debes asegurarte que el paño con el que la aplicas no esté sucio, ya que esto puede rayar la superficie. Una vez aplicada la cera debes dejarla reposar y luego pulir con paciencia con un paño de microfibra que dejará la pintura reluciente y suave. 


No te olvides de las llantas
Las llantas son muy importantes al momento de lavar el auto. Evita lo más que puedas lavarlas con detergente común, ya que estos resecan el acabado de los aros y las gomas, que luego pueden partirse con facilidad. Puedes utilizar distintos tamaños de cepillo para eliminar la suciedad de cada rincón de los aros y de las llantas como tal. Enjuaga las veces que sea necesario para verificar que no queda algún espacio sucio y toma mucha atención a no dejar espuma o champú para limpieza de autos sin enjuagar porque esto podrá manchar los aros. Todos estos pasos necesitarán de tiempo y toda tu atención para finalizar con un lavado profundo, pero con el tiempo del día electoral, lo lograrás.