Meghan Markle admitió que convertirse en madre primeriza bajo los intensos focos mediáticos ha sido una “lucha”.

En una entrevista con la cadena ITV durante la reciente gira de la pareja por el sur de África, la duquesa se emocionó y quedó a punto de quebrarse, cuando se le consultó cómo había lidiado con la maternidad. Incluso, tuvo que detener su relato por unos instantes para recuperar el aliento mientras sus ojos se llenaron de lágrimas. “No mucha gente me ha preguntado si estoy bien”, dijo conmovida.

“Mira, cualquier mujer -especialmente cuando estás embarazadas- eres realmente vulnerable y eso se convirtió en un verdadero reto, y luego cuando tienes un recién nacido, ya sabes...”, dijo, cuando se le preguntó cómo lo estaba llevando. “Esto es mucho”, dijo evidentemente emocionada

Pero en medio del relato hizo una pausa. “Gracias por preguntar, porque no mucha gente me ha preguntado si estoy bien", reflexionó. Cuando se le preguntó si sería justo decir que vive "realmente una lucha", Meghan dijo convencida: "Sí."


Sus comentarios se producen después de que la pareja iniciara una acción legal este mes contra los medios por invasión de la privacidad, con Harry recordando la brutal persecución mediática a madre Diana.

El príncipe, de 35 años y nieto de la reina Isabel II, entró en guerra contra la prensa. Al comienzo de la semana ya denunció al Mail y al Sunday y ahora apunta al tabloide más leído, The Sun, confirmó a la AFP su propietario, News Group Newspapers. Según varios medios, que citan escuchas de mensajes dejados en el buzón de voz de teléfonos, también se querella contra el Daily Mirror.