Texto: Berthy Vaca

Santa Cruz respaldó de forma contundente a Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (47,3%), dejando atrás a Evo Morales, del MAS (34,35%), y a Óscar Ortiz, de BDN (9,41%). 

El voto cruzado prevaleció para definir las candidaturas a diputados uninominales en el departamento, donde hasta el momento el MAS se consolida con siete curules, Comunidad Ciudadana, cuatro, y Bolivia Dice No, tres. 

El abogado William Herrera destaca la masiva participación ciudadana en este proceso. “Santa Cruz no votó por su candidato, que en este caso era Óscar Ortiz, porque lo hizo pensando en el futuro. 

El voto de los cruceños ha sido clave y determinante y lo va a seguir siendo. Santa Cruz ha decidido, de alguna manera, ir a la segunda vuelta, por lo menos así lo señalan los resultados dados hasta este momento”. Para Herrera, los cruceños también definirán en diciembre al nuevo presidente, por su crecimiento poblacional. El apoyo en la ciudad capital a CC (54,92%) fue determinante.

La jornada de votación

Cuando el sol se posó en el cielo cruceño las avenidas y las calles de Santa Cruz ya tenían a gente caminando rumbo a sus recintos electorales. Iban a pie; lo hacían en grupo, en parejas y también caminaba gente solitaria. 

A media mañana, los recintos de votación estaban llenos de gente y las filas se iban alimentando con votantes que llegaban a buscar su número de mesa. 

La mañana transcurrió normal y sin percances en la mayoría de los recintos de la ciudad, dándole prioridad a las personas de la tercera edad y facilitándoles el proceso de sufragio, especialmente en establecimientos donde era necesario subir gradas. En esos lugares, los encargados de mesa se tomaron el tiempo para acudir hasta donde estaba el votante.

 Uno de esos recintos fue el colegio Gastón Gillaux. Los candidatos y sus correligionarios hicieron lo suyo, primeramente, ejerciendo su derecho al voto y luego visitando algunos recintos en el afán de realizar un control en las mesas donde se desarrolló la votación. Por ejemplo, Óscar Ortiz, de Bolivia Dice No, alrededor de las 8:30 depositó su voto en el colegio Boston, en la avenida Trinidad.

 Ortiz estuvo acompañado del gobernador Rubén Costas y de otros correligionarios de su tienda política. Posteriormente, devolvió gentilezas y acompañó a Costas a votar en la unidad educativa José Manuel Mercado, de la calle Santa Bárbara. 

Hasta media mañana, ambos eran optimistas y esperaban la preferencia del electorado cruceño, pero Carlos Mesa ganó la contienda en la capital oriental.

 “Hemos querido comenzar la jornada yendo a la misa en la Catedral para encomendar a nuestro pueblo boliviano y que Dios bendiga nuestra patria. 

Hoy es un día para votar en lo que creemos que es mejor para nuestra patria y quién es el mejor para representarnos”, manifestó Ortiz. Ortiz, que esperó los resultados en la oficina de Demócratas, junto a sus partidarios, dijo que unos 50.000 delegados estuvieron controlando el voto en todos los recintos electorales del país, además de los 1.000 que trabajaron en el exterior, en más de 27 países.

A su vez, el gobernador, que sufragó a las 9:00, manifestó que votó por Ortiz. “Lo he hecho es peranzado en la persona que he votado porque sé que encarna el sentimiento de todos los bolivianos”, dijo la autoridad.

Gustavo Pedraza, candidato a vicepresidente por CC, compartió un desayuno con periodistas en su casa, luego cerca del mediodía viajó a La Paz, para acompañar a Carlos Mesa. Pidió que la gente “vote sin miedo, con libertad, el voto define lo que va a pasar en este país en los próximos años”. 

En la jornada se presentaron algunos contratiempos, como el que se registró en los predios de la Universidad Domingo Savio, en el tercer anillo y la avenida Beni, donde vecinos que estaban acostumbrados a emitir su voto allí se toparon con las puertas cerradas. Llamaron al Tribunal Electoral Departamental, de donde informaron que dichas mesas habían sido trasladadas a un recinto de la calle Bolívar. 

Los afectados protestaron por la falta de información oportuna. Algunos tuvieron la suerte de ser transportados por personas que tenían vehículos con pase asignado. 

Otras, colocaron un aviso para que las demás personas sepan dónde dirigirse. Una situación similar se vivió en la Unidad Educativa Elfy Ribera en la avenida Beni, entre quinto y sexto anillo, que no abrió sus puertas. Los vecinos molestos llegaron y reclamaron cómo iban a acudir al otro colegio que insinuaba el cartel prendido en la puerta, en el séptimo anillo de la Virgen de Luján. 

El Órgano Electoral envió motorizados para transportar a los vecinos, puesto que estos, al no tener pases de autorización de tráfico no podían llegar al nuevo recinto de votación. Desde el Órgano Electoral dijeron que el impase se debió a un homónimo entre las dos unidades educativas.

Los cívicos

Luis Fernando Camacho, presidente del Comité pro Santa Cruz, luego de sufragar en el colegio Basilio de Cuéllar, visitó otros recintos para controlar la votación. “Nuestro Gran Cabildo fue el reencuentro de los cruceños para esperanza de los bolivianos. A pesar del fraude vamos a segunda vuelta y eso se logró con unidad”, dijo.